La Cascada del Batán, el tesoro escondido de Albacete

La Cascada de Batán es uno de los tesoros mejor escondidos de España. Se encuentra a 3 kilómetros de Bogarra, Albacete, y se encuentra en la hoz del Río Madera. Un paisaje de agua en la sierra del Segura.

La Cascada del Batán se encuentran en Bogarra. Este es un municipio de la provincia de Albacete dentro de la comarca de la Sierra de Alcaraz. Se sitúa a los pies de los Picos del Padrastro y Picayo y sus orígenes datan de la época íbera. Está situado en un fértil valle que contiene varios ríos y muchos campos. Los principales alimentos que se producen en la zona son las aceitunas y las almendras, junto con otras frutas como la uva y el higo. En la antigüedad, Bogarra era un asentamiento Bastetani que entonces se llamaba Bigerra.

Sierra de Alcaraz

La Sierra de Alcaraz es una comarca histórica del suroeste de la provincia de Albacete en la comarca de la comarca, que comprende los municipios de; Alcadozo, Alcaraz, Ayna, Bienservida, Bogarra, Casas de Lázaro, Cotillas, Elche de la Sierra, Masegoso, Molinicos, Paterna del Madera, Peñas de San Pedro, Peñascosa, Pozohondo, Pozuelo, Riópar, Robledo, Salobre, San Pedro, Vianos, Villapalacios y Villaverde de Guadalimar.

Ruta de la Cascada del Batán

Dentro de Bogarra destaca su ‘Ruta de las Esculturas’, un auténtico recorrido artísticos por la naturaleza. En ellas se puede contemplar las distintas esculturas talladas de diferentes materiales como la roca caliza, la piedra, la madera o el mármol. Una ruta de gran atractivo que ocupa cinco kilómetros de ida y vuelta por la Sierra de Segura.

Pero su gran tesoro paisajístico y natural se encuentra a tres kilómetros de Bogarra. Para llegar a él se debe seguir la hoz del Río Madera, hasta llegar a la zona conocida como “Chorraeros”, en la que se albergan varias cascadas tapizadas de musgo y rodeadas de pinos y vegetación, con varios estanques escalonados y rodeados de peñascos. La más destacada de todas ellas es la “Cascada del Batán”.

También, a cuatro kilómetros de Bogarra, se encuentra la “Cueva de la Mora”, que es de fácil acceso gracias a que no es demasiado profunda, y posee impresiones estalactitas y estalagmitas, que crean formaciones rocosas como la llamada “Cabeza del Toro”.

Historia del lugar

El territorio que ocupa la provincia de Albacete está habitado desde la antigüedad. Esto lo demuestran las pinturas rupestres de la Cueva del Niño y Cueva de la Vieja. En época romana, el territorio de la actual provincia de Albacete formaba parte de Carpetania y Celtiberia, Contestania, Bastetania y Oretania. En época romana, los romanos construyeron un importante asentamiento en Libisosa, y durante la época de los visigodos, Tolmo de Minateda cobró protagonismo.

Durante la época musulmana, los territorios de la provincia estaban bajo diferentes zonas de influencia, y se desarrollaron numerosas alquerías, castillos y torres de vigilancia para combatir a los invasores. Aquí se celebraron varias batallas en la Edad Media. El 25 de abril de 1707 se celebró en las inmediaciones de la localidad de Albacete la Batalla de Almansa. Esta fue una importante batalla española que culminó con el triunfo de Felipe V que ascendió a la trono, estableciendo la monarquía de la Casa de Borbón en España. En 1822 se crea la provincia de la efímera Provincia de Chinchilla, compuesta por municipios de las provincias de La Mancha, Cuenca y el Reino de Murcia

Históricamente, los pueblos de Bienservida, Villaverde de Guadalimar, Riópar, Cotillas y Villapalacios, formaron el Señor de los Cinco Pueblos; Privilegio que se remonta al año 1436, concedido por el Rey Juan II de Castilla a Don Rodrigo Manrique, Conde de Paredes y maese de Santiago, de la Orden de Seguros. Algunas de sus pedanías actuales (Distritos o Parroquias, en Brasil y Portugal) y conventillos pertenecían al Reino de Murcia.