Los incendios en Australia amenazan la biodiversidad

Desde septiembre los incendios forestales se extienden por Australia, con un constante incremento en su intensidad y extensión. Cinco millones de hectáreas se han quemado y han muerto unos 1.000 millones de animales. Una situación que, además de los daños a los seres humanos y al suelo, está produciendo una pérdida global en la biodiversidad.

Los incendios forestales en Australia son una realidad con la que el continente ha tenido que vivir durante muchos años. Pero desde septiembre vive una situación tristemente histórica debido al tamaño y a la duración de estos. La sequía que padece Australia desde 2017 y una ola de calor sin precedentes, producto ambas causas, en gran medida, del cambio climático, han provocado unos incendios que pueden ser vistos desde el espacio y cuyo humo ha llegado ya a la parte sur de Latinoamérica.

Estos incendios están amenazando la vida y la seguridad humana, diezmando los bosques y afectando a los animales y vegetales que estos contienen. El koala, animal representativo de Australia y ahora en serio peligro, se ha convertido en la imagen de los estragos de los incendios sobre la biodiversidad.

Se calcula que alrededor de cinco millones de hectáreas se han quemado y que unos 1.000 millones de animales han muerto, entre mamíferos, aves, reptiles e insectos.

La conexión entre biodiversidad y seres humanos

La biodiversidad y la supervivencia del ser humano se encuentran vinculadas de manera estrecha. Sin las redes de microbios, hongos, animales y plantas que sustentan los ecosistemas, todo, desde el clima hasta el suministro mundial de alimentos, están amenazados. Las consecuencias de este colapso ambiental incluyen la pérdida de hogares y los desplazamientos de la población; una intensificación del cambio climático, hambre y sequía; y la propagación de enfermedades zoonóticas.

Australia se ha encontrado en el foco de expertos y científicos desde hace tiempo en cuanto a la necesidad de proteger su biodiversidad, dado que se trata de uno de los puntos más críticos del mundo a este respecto. El desarrollo del urbanismo y las especies invasoras, además de las sequías y las olas de calor relacionadas con el cambio climático, son algunas de las causas que han puesto en peligro la fauna y la flora australiana. Los incendios han venido a enfatizar todo lo anterior.

Además de los koalas, otros animales como los canguros o las zarigüeyas, también representativas de la fauna australiana, se encuentran en peligro; así como el ‘dunnart’, el Gran Planeador o el Antechinus de cabeza plateada. En cuanto a la flora, plantas como el Banksia y la orquídea solar de tapa azul también se están viendo gravemente afectadas por los incendios.

Los meses de enero y febrero suelen ser los más duros para los incendios en Australia, debido a que es la temporada en la que se alcanzan las temperaturas más altas, por lo que la situación puede todavía agravarse, si bien la posterior llegada de un clima más fresco y húmedo podría rebajar su impacto.

 


configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: