Campus logo
Aquae

Flores de papel con vida

Para este experimento necesitaremos: papel, unas tijeras y un recipiente con agua.

En el experimento de esta semana vamos a enseñarte cómo hacer flores de papel. Solo hay que coger unas tijeras, recortar el papel con la forma deseada, y listo. Fácil, ¿verdad? Pero le vamos a añadir un elemento especial: cómo hacer que cobren vida. El secreto, cómo no, está en el agua.

Una vez que hemos creado las flores de papel, doblamos los extremos (lo que serían sus pétalos) y las ponemos sobre el agua con el que hemos llenado nuestro recipiente. Veremos cómo poco a poco ¡empiezan a abrirse y florecer!

El secreto, como explicamos en el vídeo, se encuentra en la composición del papel y la reacción ante el agua. Las fibras de celulosa y lignina procedentes de la madera y que componen el papel absorben parte del agua del recipiente, lo que provoca que nuestras flores de papel se empiecen a hinchar y abrir… como si fuesen de verdad. ¡Prueba a realizar el experimento tú también!

Y, si te atreves a ir un paso más allá, te proponemos un caso opuesto: descubre en este experimento científico cómo hacer para que el papel no se moje.