El increíble humedal de Esteros del Iberá (Argentina)

Se denomina Esteros del Iberá a un extenso humedal que abarca entre 15.000 y 25.000 km² en la provincia de Corrientes, en el noreste de Argentina. Es el segundo del mundo en extensión, sólo superado por el Pantanal, una llanura aluvial que se sitúa entre Brasil, Bolivia y Paraguay.

Los esteros del Iberá son un depósito de agua estancada, con una profundidad que varía entre 1 y 3 metros. En su superficie vive una gran cantidad de plantas acuáticas. Este es, además, el segundo humedal más grande del mundo. Los cauces abandonados del Paraná forman el entramado de humedales de este lugar tan singular. Las características de los Esteros del Iberá lo convierten en un lugar único en Argentina que merece una visita al menos una vez en la vida.

Los esteros del Iberá están formado por la gran masa de vegetación de estos depósitos, con gran capacidad de retener agua, y las precipitaciones pluviales, que aportan anualmente entre 1.200 y 1.500 mm. De esa enorme cantidad de agua recibida, menos de una cuarta parte deriva hacia el río Paraná. Esto se realiza a través del único desagüe superficial del sistema: el río Corriente.

Protección de las especies en los esteros del Iberá

La biodiversidad única que vive en este lugar tan hermoso es otra de las características de los esteros del Iberá. Entre las especies más características de su población animal encontramos numerosas especies amenazadas. Hablamos de animales como el ciervo de los pantanos, el venado de las Pampas, el carpincho, el lobo de crin o aguará guazú, el yacaré overo y negro, la boa curiyú y el lobito de río, los monos aulladores, y una gran variedad de aves como el pirincho.

Los esteros del Iberá tiene una geografía muy peculiar que dificulta su acceso. Por lo tanto, el avistamiento de la fauna autóctona que vive en este espectacular paraje argentino no siempre resulta fácil. El gobierno provincial ha creado una Dirección de Parques y Reservas (DPR) dedicada a fomentar el turismo de la Reserva del Iberá. También se busca con esta iniciativa promover la protección y conservación de las especies que viven en ella.

El objetivo es guiar al turista para que éste tenga el menor impacto posible sobre el medio natural. Para ello, se han creado puntos panorámicos desde los que los visitantes pueden ir a pie. Además, se ha dado formación específica sobre el turismo ecológico a guías de la región. El objetivo es que puedan difundir este tipo de turismo, basado en la conservación de los esteros del Iberá.

 

esteros del ibera

Fotografía: Esteros del Iberá/ CCo Public Domain, Wikipedia

 

Un humedal reconocido por su importancia internacional

Lejos de ser un entorno natural de importancia local, los Esteros del Iberá es, por sus características y peculiaridades, un humedal de gran importancia a nivel internacional. Los humedales sustentan la vida de una gran cantidad de especies y subespecies de peces y aves acuáticas. Debido al papel que este reservorio de especies autóctonas tiene para la preservación de los ecosistemas regionales, el humedal de los Esteros del Iberá ha sido designado como Sitio Ramsar. Se trata de un distintivo que se otorga bajo la Convención de Ramsar a los humedales que tienen importancia internacional.

La Convención de Ramsar es un tratado intergubernamental firmado en 1971 para la conservación de los humedales y sus recursos naturales. Este tratado sirve como marco de referencia para las acciones que se llevan a cabo desde los gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales.

A pesar de la gran abundancia de agua que existe en el planeta, hay una gran escasez de agua dulce en muchas partes del planeta. El cambio climático presenta grandes desafíos para lugares como los esteros del Iberá, ya que los humedales son ecosistemas muy sensibles a cambios hidrológicos y climáticos. Además, las malas prácticas o el mal uso que se hace de él podría poner en jaque la disponibilidad hídrica de las comunidades que dependen de él. Por esta razón, la denominación como Sitio Ramsar es muy importante para la conservación de este entorno natural único.