Emmanuelle Charpentier, microbióloga y bioquímica

Emmanuelle Charpentier es una microbióloga y bioquímica francesa reconocida internacionalmente por su trabajo en el campo del desarrollo de la genética molecular.

Emmanuelle Marie Charpentier es una profesora e investigadora francesa en microbiología, genética y bioquímica. Desde 2015, es directora del Instituto Max Planck de Biología de Infecciones en Berlín. En 2018, fundó un instituto de investigación independiente, la Unidad Max Planck para la Ciencia de los Patógenos. En 2020, Charpentier y la bioquímica estadounidense Jennifer Doudna de la Universidad de California, Berkeley, recibieron el Premio Nobel de Química “por el desarrollo de un método para la edición del genoma“. Este fue el primer Nobel de ciencia ganado por dos mujeres solas. Charpentier ha sido globalmente reconocida por transformar el campo científico de la genética molecular.

Vida y carrera de Emmanuelle Charpentier

Emmanuelle Charpentier nace en 1968 en Juvisy-sur-Orge, en Francia. En 1991 consigue su licenciatura en la Universidad Pierre y Marie Curie de París tras estudiar bioquímica, microbiología y genética. En 1995 consigue su doctorado en el Instituto Pasteur en microbiología, donde investiga los mecanismos genéticos y moleculares detrás de la resistencia a los antibióticos. A medida que las nuevas tecnologías moleculares y celulares se pusieron a disposición a principios de la década de 1990 centró el objeto de su trabajo. Se centró en el estudio de cómo los patógenos bacterianos infectan e interactúan con sus huéspedes y el medio ambiente. Estudió los mecanismos moleculares durante la infección con el objetivo de encontrar nuevas vías que podría ser aprovechado aún más en beneficio de la medicina.

En 1996 se traslada a Estados Unidos, donde trabaja en diversas universidades y hospitales. El listado es largo; Universidad Rockefeller, Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, Instituto Skirball de Medicina Biomolecular, Hospital de Investigación Infantil St. Jude, en Memphis. A comienzos de los 2000, regresa a Europa, primero a Viena y, después, a la Universidad de Umeå, en Suecia. Allí, ocupa la plaza de directora de investigación del Molecular Infection Medicine Sweden (MIMS). En 2013, fue nombrada profesora en el Helmholtz Centre for Infection Research en Braunschweig. Posteriormente, logró la cátedra Alexander von Humboldt en la Escuela de Medicina de Hannover (MHH) en Hannover, Alemania. En 2015, Charpentier acepta la oferta de la Sociedad Max Planck para dirigir el nuevo Instituto Max Planck de Biología de la Infección en Berlín. A su vez, mantiene su plaza de profesora visitante en la Universidad de Umeå.

Transformación de la genética molecular

En agosto de 2012, Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, a quien conoce el año anterior y descubren que están trabajando en el mismo campo, publican un artículo en Science que ha transformado el campo de la genética molecular dado que mostraron que cuando las bacterias son invadidas por segunda vez por un virus, la copia de la información genética viral almacenada en las secuencias CRISPR (expresadas como el doble tracrRNA: crRNA) recluta una proteína llamada Cas9, que luego busca y destruye el ADN viral, esencialmente cortándolo. Este hallazgo ha abierto un enfoque completamente nuevo y emocionante para la edición del genoma. El estudio ofrece una técnica quirúrgica para eliminar o agregar ADN en ubicaciones específicas. La tecnología ya se está utilizando en muchos laboratorios de todo el mundo. Servirá para ayudar a desarrollar nuevos tratamientos para una amplia gama de enfermedades humanas y trastornos genéticos.

Reconocimiento

Charpentier ha sido galardonado con numerosos premios, reconocimientos y reconocimientos internacionales. Entre ellos se encuentra: el Premio Nobel de Química, el Premio Breakthrough en Ciencias de la Vida, el Premio Louis-Jeantet de Medicina, el Premio Internacional de Genética de la Fundación Gruber y el Premio Leibniz, el premio más prestigioso de Alemania. También destacan el Premio Tang, el Premio Japón y el Premio Kavli en Nanociencia. Ha ganado el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento junto a Jennifer Doudna y Francisco Mojica. Lo ganó por su trabajo pionero, el cual ha encendido “la revolución en biología que permiten las técnicas CRISPR / Cas 9”.

Estas herramientas facilitan la modificación del genoma con un grado de precisión novedoso. Además lo hace de forma mucho más económica y sencilla que cualquier método anterior. Al igual que los programas de procesamiento de texto simples e intuitivos de hoy en día, CRISPR / Cas 9 puede “editar” el genoma “cortando y pegando” secuencias de ADN. Una tecnología tan eficiente y poderosa que se ha extendido como la pólvora por los laboratorios del mundo. El jurado dijo que era “como una herramienta para comprender la función de los genes y tratar las enfermedades”. Además, en 2015, la revista Time designó a Charpentier como una de las 100 personas más influyentes del mundo (junto con Jennifer Doudna).