El pez duende: la especie con la cabeza transparente

El extraño cuerpo y la particular apariencia de este pez hacen de algo una especie muy singular. Se trata del pez duende y pertenece a la familia Opisthoproctidae. Su nombre científico es Macropinna microstoma y habita sobre todo las agua del Océano Pacífico, Atlántico e Índico.

La cabeza transparente del pez duende

Debido a su forma tan peculiar, es también conocido como “pez cabeza”. La cabeza del pez duende tiene la forma de un domo transparente debido a que está llena de un líquido incoloro. Esta sustancia permite, desde determinada distancia, observar sin problema su parte interna. Así, los ojos, cerebro y sistema nervioso que componen esa zona de su cuerpo son visibles.

Pero que sea transparente no quiere decir que su cabeza esté al descubierto ante sus depredadores. Todo lo contrario: tiene un escudo en su cabeza que le permite soportar el veneno que desprenden las medusas. Esto se debe a que es su alimento y ha desarrollado este escudo para protegerse de ellas.

Al observar su cabeza, vemos dos orificios negros que pueden hacer pensar que son sus ojos. Pero en realidad se trata de sus órganos olfativos, a través de los cuales capta la posición y distancia de sus presas.

Sus ojos, muy diferentes a otros peces, se encuentra en el interior de su cráneo, en forma de dos tubos verdes, los cuales permite que visualice todo aquello que tiene a su alrededor con total claridad debido a la transparencia de su cabeza. Además, puede mover ambos tubos en cualquier dirección y, por tanto, puede analizar el terreno en el que se encuentra de manera completa. Algo que facilita al pez duende su defensa de depredadores a la vez que encontrar sus presas. Es decir, tiene vista tridimensional.

De hecho, cuando está quieto en el agua, tiene el cuerpo en posición horizontal, pero la vista mirando hacia arriba. Esto le permite una visión más amplia sobre aquello que se encuentra encima y puede estar preparado ante la persecución de su depredador.

El cuerpo del pez duende

El tamaño promedio del pez duende es de alrededor de 15 centímetros de longitud, aunque se hayan encontrado puntualmente ejemplares de hasta 20 centímetros.

Su cola parece también transparente, pero en realidad es traslúcido, por lo que no se puede observar su interior a través de ella. Las aletas pectorales se encuentran en una zona baja, en los laterales. Son bastante largas y planas y gracias a ellas puede mantenerse quieto durante bastante tiempo, una característica que emplea para acechar con gran sigilo a sus presas antes de comerlas. Una vez ha detectado a su alimento, se abalanza contra él a gran velocidad haciendo uso de sus aletas pectorales.

Tiene una boca bastante pequeña debido a que ingiere presas de poco tamaño.

El resto su cuerpo es muy parecido al resto de peces, compuesto por unas escamas muy largas en forma de “V”, y presenta un color gris magenta.

Comportamiento

Carece de vejiga natatoria, lo cual permite que pueda nadar a grandes profundidades sin sufrir daños debido a la presión del agua.

No son peces muy activos, permaneciendo en la misma posición casi todo el tiempo a la espera de su presa, algo que hace que sean muy solitarios.

La falta de movimiento ayuda a pasar muy inadvertido, algo que ayuda al pez duende tanto a cazar a su presa como a evitar a sus depredadores.

Hábitat del pez duende

Se puede encontrar, principalmente, en el Océano Pacífico, en el Océano Atlántico e en el Océano Índico.

Su hábitat natural son las zonas más profundas gracias a la ausencia de vejiga natatoria. En particular, la zona mesopelágica entre los 200 y 1000 metros de profundidad es su zona más común. Si el alimento abunda, puede situarse a profundidades de 600 metros.

Reproducción

No se conoce demasiado sobre su reproducción, pero sí conocemos que presenta dimorfismo sexual. Por ello, es muy complicado diferenciar los machos de las hembras. Su reproducción puede ser ovípara y se cree que la fecundación tiene lugar de manera dispersora: la hembra coloca los huevos y el macho los fecunda con su esperma.

El pez duende es un ejemplo fantástico de lo variada que es la diversidad animal que habita las profundidades marinas. ¿Quieres poner a prueba lo que sabes sobre biodiversidad? Hazlo a través de este divertido quiz que te proponemos.