Campus logo

El mundo submarino, un espejo dónde mirarnos

24 de Julio de 2015
Cada vez que salimos a lo que nosotros llamamos el azul, las aguas abiertas alejadas de tierra y del propio fondo marino, nos embarga la misma sensación: la de nuestra propia insignificancia ante la vastedad del océano.

Secretos de la Macaronesia VIII from Rafa Herrero Massieu on Vimeo.

Rodado con la cámara de cine digital Red Epic a 5 K de resolución, dentro de una caja estanca Amphibico Rouge.
Más información en macaronesia.tv
______________________________________

Shooting with Red Epic at 5 K of resolution and Amphibico Rouge in Canary Islands.
More information in macaronesia.tv

 

Las islas de la Macaronesia son minúsculas porciones de tierra en la inmensidad del Atlántico, frágiles y preciosas, y no pueden ser entendidas sin prestar atención a las aguas que las rodean. Estamos tan absortos en nosotros mismos, en nuestra propia especie, que no vemos a los otros seres que comparten el espacio. Ese océano por donde navegan no solo barcos sino también la vida, unos seres extraordinarios que un día abandonaron el pesado andar terrestre para volver al mar: los cetáceos.

Hace mucho tiempo, tanto que se pierde en una época muy lejana, tal vez antes de la llegada del ser humano a las islas Canarias, que una manada de calderones tropicales decidieron fijar su residencia permanente en el suroeste de la isla de Tenerife, donde encontraron unas condiciones inmejorables, rica en cefalópodos, su alimento; y un mar encalmado buena parte del año donde parir con seguridad a sus crías.

Hoy sus descendientes continúan disfrutando de este rincón del Atlántico, formando complejas sociedades familiares cercana a la veintena de individuos. Cuyos conocimientos han ido pasando de madres a hijas a lo largo del tiempo, un bagaje cultural que les da una gran ventaja sobre otros grupos de calderones nómadas.

Son animales sorprendentes, capaces de bajar a 1.000 m de profundidad a la caza de sus presas en menos de 20 minutos, de alcanzar velocidades de 8 m por sg. Los machos, con apenas un metro más de longitud, doblan en peso a las hembras. Su aspecto intimida. Pero más allá de unas condiciones físicas portentosas, lo que más llama la atención de estos animales es lo importante que resulta para ellos la familia, el grupo. Serían incapaces de sobrevivir sin la manada.

Pues les unen unos lazos tan poderosos que cuando una hembra pierde a una cría recién nacida, la manada acompaña a la madre que porta a la cría muerta día y noche, hasta que ya no quedan más que jirones. Dejan de alimentarse. El pesar es tan intenso que lo envuelve todo. Se siente incluso el peso del agua.

Poseen lenguaje propio, el agua propaga sus sonidos desde largas distancias, de manera que una hembra desde la oscuridad del abismo puede comunicarse con su cría o avisar a otros de la presencia de comida.

Tan necesario como alimentarse resulta el ocio. Dedican muchas horas al día a jugar, a socializar, a rozarse continuamente, de forma delicada, fortaleciendo vínculos tan poderosos que guardan el secreto de su supervivencia.

Y cuando llega la hora de alimentarse siempre hay algún adulto que se encarga de vigilar a los más pequeños, que no tienen otra preocupación que jugar durante largos intervalos de tiempo. Tantas horas que llegan a formar pequeñas alianzas, relaciones de amistad verdadera que solo la muerte terminará con ellas.

Tal vez… relaciones que la propia especie humana va perdiendo. Posiblemente un espejo dónde mirarnos.

ACERCA DEL AUTOR

Rafa Herrero Massieu
Buceador profesional, realizador y cámara submarino. Director desde 1994 de Aquawork, empresa especializada en documentales submarinos.
configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: