Diez inventos que cambiaron la historia

La rueda, la imprenta y la penicilina son algunos de los inventos más conocidos que cambiaron la historia y mejoraron la vida de las personas. La iniciativa de científicos, a menudo sin saber que lo eran, hizo posible que sucedieran cosas que eran impensables en su época.

Si hubiese que escoger diez inventos que cambiaron la historia, posiblemente serían estos. Los tenemos tan asumidos que no tenemos en cuenta lo imprescindibles que resultan en nuestro día a día. ¿Te imaginamos como sería nuestra vida sin ellos? Posiblemente muy, muy distinta. La lista podría ser infinita y resulta complicado escoger solo diez, pero sin duda estos son los inventos más importantes.

La rueda

SI hablamos de inventos que cambiaron la historia, la rueda sería el epítome de ellos. Se cree que se inventó unos 3.500 años antes de Cristo. Antes de su invención, los humanos tenían enormes dificultades para transportar objetos. Desde entonces permitió la elaboración de carros que facilitaron la agricultura, el comercio y el transporte.

Hoy en día y debido a sus numerosas aplicaciones, es vital para la sociedad.

El arado

El arado apareció casi al tiempo que la rueda en las civilizaciones del Oriente Medio. Los pueblos de la Mesopotamia, ubicada entre el Éufrates y el Tigris, que se dedicaban a la agricultura lo usaron como una herramienta para abrir surcos y remover el suelo antes de sembrar las semillas. Se puede considerar como la evolución del pico y de la azada.

Los clavos

Si no fuese por la invención de los clavos, no solo las casas se vendrían abajo sino toda la civilización, literalmente. Este invento data de más de 2.000 años atrás y su autoría pertenece al Antiguo Imperio Romano. Antes de que existieran los clavos, las construcciones se realizaban con piezas de madera que eran incrustadas geométricamente en un proceso mucho más dificultoso.

Basándose en los clavos, se atribuye a Arquímedes, polifacético científico de la Antigua Grecia, la invención del tornillo en el siglo III a.C.

La pólvora

Es una sustancia deflagrante utilizada principalmente como propulsor de proyectiles en las armas de fuego y con fines acústicos en los fuegos pirotécnicos. La primera pólvora descubierta es la denominada pólvora negra, la que está compuesta de determinadas proporciones de carbono, azufre y nitrato de potasio.

La brújula

Los marineros navegaron guiándose por las estrellas durante cientos de años, hasta que en algún momento entre los siglos IX y XI, en China, se inventó la brújula. Lo que sí se sabe es que se creó con magnetita, un hierro magnetizado natural, cuyas propiedades habían sido analizadas durante años por los sabios chinos.

La imprenta

Este método mecánico de reproducción de textos e imágenes generó una revolución cultural. Apareció entre el 1.000 y el 1.400, en China, donde se usaba con papel de arroz. En su forma clásica, consiste en aplicar una tinta, generalmente oleosa, sobre unas piezas metálicas (tipos) para transferirla al papel por presión.

Al alemán Johannes Gutenberg se le atribuye la invención de la imprenta moderna aproximadamente en el año 1440. Sus intensas investigaciones y sus varios experimentos le permitieron formar el molde de mano, una flamante técnica que hizo posible la creación de grandes cantidades de metal fácilmente moldeable.

El dinamo

Ha supuesto un gran avance para la humanidad, ya que nos permite utilizar la energía eléctrica, lo que implica la producción energía renovable, y así reducir el impacto que se produce sobre el medio ambiente con el uso de otro tipo de energías no renovables.

La penicilina

Sin lugar a dudas, la penicilina es uno de los inventos más importantes de la historia de la humanidad. Cambió el mundo de la medicina y trajo consigo grandes avances en el tratamiento de enfermedades, infecciones y todo tipo de condiciones médicas.

Todo comenzó cuando el científico escocés Alexander Fleming observó la formación de los hongos de Penicillium dentro de un plato de Petri accidentalmente abierto. Observando estos hongos en su microscopio compuesto vio que todas las bacterias que estaban allí habían muerto. Así es como se descubrió la penicilina y, en los años siguientes, a partir de este descubrimiento, se inventaron distintas drogas a base del hongo Penicillium, las mismas que permitieron tratar varios tipos de enfermedades e infecciones mortales hasta entonces.

El telégrafo

Los científicos alemanes Gauss y Weber instalaron, en 1833, una línea telegráfica de mil metros para unir la universidad con el observatorio astronómico de Göttingen, pueblo en el que trabajaban.

El motor de combustión

El último invento importante de nuestra historia posiblemente sería el motor de combustión interna, un tipo de máquina que obtiene energía mecánica directamente de la energía química producida por un combustible, que arde dentro de una cámara de combustión. En un principio, cuando fue creado en 1860, todavía no contaban con compresión y, en cambio, funcionaban con aire y combustible soplado. Por suerte ahora cada vez se está sustituyendo más por los motores eléctricos.

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: