10 especies en peligro de extinción

Se calcula que hay unas 7,7 millones de especies de animales en el planeta. Un alto porcentaje de estas especies corresponde con animales en peligro de extinción, aunque no todos corren el mismo peligro. Te presentamos 10 de las especies más amenazadas.

Actualmente, hay muchas especies  de animales en peligro de extinción. Las razones que amenazan la supervivencia de las especies de flora y fauna son muy variadas, aunque la acción del hombre y sus efectos sobre el cambio climático juegan un papel vital en la velocidad a la que este proceso tiene lugar.

La acción temprana sobre los animales en peligro de extinción puede dar sus frutos, haciendo que las especies se recuperen a través de una reproducción supervisada. Pero hay otros muchos animales cuya extinción es inminente e incluso inevitable.

La caza furtiva es una de las causas principales que provocan la desaparición de miles de especies cada año en el mundo. El tráfico de animales es una de las mayores amenazas para la especies protegidas. Cada año, una media de 100 tigres son asesinados a manos de estos furtivos.

Entre las 10 especies en peligro de extinción en España se encuentran animales como el lince ibérico, el oso pardo o la cigüeña negra. Pero en esta ocasión vamos a ampliar el foco y nos centraremos en 10 de los animales más amenazadas por la extinción en todo el mundo.

10 especies de animales en peligro de extinción en el mundo

Rinoceronte de Java. En la Lista roja de IUCN, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, aparece catalogado como especie en peligro crítico porque solo quedan entre 46 y 66 ejemplares maduros. Sus codiciados cuernos y su aplicación medicinal son la principal amenaza.

Rinoceronte de Java es uno de las especies animales en peligro de extinción

 

Gorila de montaña. Están catalogados como una especie en peligro por la Lista roja de IUCN, que señala el Parque Nacional de Bwindi, Uganda, y la región de Virunga Volcanes de Ruanda, Uganda y República Democrática del Congo (RDC), como lugares en los que todavía se pueden encontrar ejemplares de esta especie de gorilas. Según WWF, sólo quedan 720 que vivan en su hábitat natural. 

 

Gorila de montaña es una de las especies animales en peligro de extinción

Tigre. WWF es una de las organizaciones internacionales que más experiencia tienen en el ámbito de la protección de las especies en peligro de extinción. Estudios recientes han contabilizado sólo 3.200 tigres que vivan en su hábitat natural, el cual está amenazado también por el cambio climático.

El tigre es una de las especies animales en peligro de extinción

Panda gigante. Se estima que hay menos de 2.500 pandas gigantes maduros viviendo en libertad y que cada población tiene menos de 250 individuos maduros, según la UIMP, que los clasifica en su Lista Roja como especie en peligro de extinción. La degradación de su hábitat es la principal amenaza a su supervivencia. 

Panda gigante es una de las especies animales en peligro de extinción

Oso polar. Su imagen para poner cara al cambio climático ha dado la vuelta al mundo. La polución por plásticos y la contaminación ambiental perjudican su sistema endocrino y de reproducción, volviéndose así una especie doblemente amenazada.

Uno de los animales en peligro de extinción es el oso polar

Morsa del Pacífico. Vecina del oso polar, comparte con él los mismos problemas derivados del deshielo y el calentamiento del Ártico. Como en el caso de los osos polares, las prospecciones petrolíferas también son una amenaza para la morsa del Pacífico. 

Uno de los animales en peligro de extinción es la morsa del Pacífico

Pingüino de Magallanes. Además del cambio climático, este tipo de pingüino está amenazado también por la contaminación por hidrocarburos, el turismo y la expansión de sus depredadores. El pingüino de Magallanes es una de las especies en peligro de extinción que antes podrían desaparecer si siguen subiendo las temperaturas a esta velocidad.

Uno de los animales en peligro de extinción es el pingüino de Magallanes

Atún rojo. Este pez aparece en la Lista roja de IUCN como especie en peligro de extinción. WWF señala que la causa fundamental por la que se encuentra amenazada esta especie es su pesca excesiva, debido a que tiene un gran valor en el mercado japonés. 

Uno de los animales en peligro de extinción es el atún rojo

Tortuga laúd. La organización internacional OCEANA cita entre sus principales amenazas las capturas accidentales cuando se usan técnicas como el arrastre o de palangreros. Además, como casi todas las especies en peligro de extinción de esta lista, se ve perjudicada por el deterioro de su hábitat.

Otro problema al que se enfrentan estas tortugas es que confunden las bolsas de plástico con las medusas que forman parte de su alimentación y a menudo acaban ingiriéndolas. Esto puede tener consecuencias devastadoras porque el plástico puede provocarles asfixia.

 

Uno de los animales en peligro de extinción es el tortuga laúd 

Mariposa monarca. Esta especie se ve amenazada fundamentalmente por la deforestación y degradación forestal por la tala ilegal que tiene lugar en sus lugares de hibernación en México así como por la reducción de su hábitat reproductivo en los Estados Unidos y Canadá. Esto último se debe a cambios en el uso del suelo, según WWF. 

Uno de los animales en peligro de extinción es el mariposa monarca

Como podemos ver, la situación es desoladora y, cada año, esta lista va en aumento. La principal causa de que millones de especies se encuentre en peligro de extinción se debe a la sobre-explotación del ser humano del medio natural. Estas acciones provocan desequilibrio entre la naturaleza y los humanos que puede llegar, incluso, a ser una amenaza para la salud.

“La humanidad está librando una guerra contra la naturaleza, y necesitamos reconstruir nuestra relación con ella”. Estas fueron las palabras del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres. Y es que, como abordamos en nuestros podcast ¿firmaremos la paz con el planeta en 2021?, es necesario tomar medidas para mitigar las consecuencias de la crisis climática que ya está presente en nuestro día a día.

Preservar la naturaleza debe ser una prioridad en los próximos años. Además, la Covid-19 no ha hecho más que evidenciar la idea de que nuestra dependencia por un planeta sano es mayor de la creiamos.