Campus logo

Cultivando vocaciones científico-tecnológicas

9 de Noviembre de 2015
Una encuesta reciente realizada por la Fundación Española de la Ciencia y la Tecnología (FECYT) para determinar los conocimientos de los españoles sobre las materias relacionadas con la ciencia y la tecnología revela resultados preocupantes: sólo un 15% de los españoles tienen interés en la tecnología o la ciencia, porcentaje que baja hasta un 9,9% en el caso de las mujeres. Y desafortunadamente, estos porcentajes no están aumentando.

Sin embargo, es fundamental que formemos a las generaciones futuras, y sobre todo a las chicas ¡la diversidad incluye una aproximación a la paridad!, a ser eruditos digitales y que les ayudemos y animemos a adquirir conocimientos tecnológicos y científicos. Algunos países ya han desarrollado iniciativas en este sentido.

Uno de los esfuerzos de mayor envergadura es probablemente la iniciativa del Reino Unido de incorporar un currículum de ciencias de la computación en todos los colegios, a partir de los cinco años. Además, hay programas específicos para atraer a las niñas a las ciencias y la tecnología. Los niños y las niñas británicas aprenderán cómo se representan los datos en los ordenadores y cómo se analizan dichos datos, aprenderán a programar, a diseñar algoritmos, entenderán qué es una red de ordenadores, sabrán cómo se comunican los ordenadores, cómo funciona la World Wide Web, los buscadores, las redes sociales, etc… 

A los niños y a las niñas británicos se les estarán dando oportunidades para desarrollar sus competencias digitales y llegar a ser eruditos digitales. ¿Y a los nuestros?

Para poder contribuir al futuro tecnológico es necesario entender la tecnología. Pero además, la contribución vendrá definida por la existencia de diversidad –como en cualquier área– en todos los aspectos: sociales, demográficos, económicos, culturales… 

Si no, el riesgo que corremos es que haya una élite minoritaria –y homogénea– de expertos que saben cómo funciona la tecnología y estarán contribuyendo al futuro, creando nueva tecnología; y una gran masa de gente que usara una tecnología que otros han creado y no estará capacitada para contribuir a ese futuro tecnológico. 

Es importante destacar que la inacción no va a resolver la situación que hay ahora. Por una parte deberíamos poder ofrecer a nuestros niños una educación que les permita llegar a ser eruditos digitales (ver blog anterior). Por otra parte, deberíamos implementar acciones para fomentar vocaciones científico-tecnológicas entre nuestros jóvenes y especialmente entre las chicas, ya que en el contexto tecnológico hay una preocupante falta de diversidad de género con porcentajes muy reducidos de chicas que estudian carreras tecnológicas y aun menores de chicas que ejercen profesionalmente en posiciones técnicas. 

Algunas acciones incluyen dar más visibilidad a las carreras tecnológicas y al trabajo de los investigadores y sobre todo investigadoras en tecnología; identificar embajadores que, en primera persona, compartan sus experiencias y cuyas trayectorias puedan servir de inspiración a los estudiantes; ofrecer oportunidades para experimentar con y hacer proyectos tecnológicos; desbancar estereotipos erróneos sobre las carreras técnicas y los que trabajamos en ella (ej. son muy difíciles, quienes las estudian son geeks con limitadas habilidades sociales, etc…), mostrando su vertiente humana y su potencial para tener impacto positivo en la vida de todos y, sobre todo, animar a nuestros jóvenes –especialmente las chicas– a considerar una carrera técnica como una opción profesional con un inmenso potencial. El mundo necesita más ingenieros, y aún más ingenieras.

ACERCA DEL AUTOR

Nuria Oliver

Directora científica I+D de Telefónica

configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: