Diferencias entre anticiclón y borrasca

Anticiclón y borrasca son dos fenómenos atmosféricos muy comunes y que a veces se confunden, ya que tienen una base muy similar en su formación y características. A continuación te explicamos en detalle qué es un anticiclón y una borrasca, ahondando en sus principales diferencias. Asimismo, incluimos algunos términos de metereología que te ayudarán a comprender estos fenómenos.

Aunque se confundan con frecuencia, las diferencias entre anticiclón y borrasca son notables. En este artículo te contamos qué es un anticiclón y una borrasca para que comprendas estos fenómenos atmosféricos.

Diferencias entre anticiclón y borrasca

Antes de avanzar, es fundamental que entiendas dos conceptos fundamentales sobre metereología.

¿Qué es la presión atmosférica?

Para hablar de anticiclón y borrasca antes hay que definir qué es la presión atmosférica, un término fundamental para contextualizar ambos conceptos. Los anticiclones y borrascas se refieren a diferencias en la presión atmosférica.

La presión atmosférica es la fuerza que ejerce la atmósfera sobre la superficie terrestre. Este “peso” se mide a través de una unidad conocida como milibar (mb) o hectopascal (hPa). Las variaciones de esta presión, ya sea por encima o por debajo, son lo que se define como alta presión (anticiclones con valores superiores a 1013 mb) y baja presión (borrascas con valores inferiores a 1013 mb).

El efecto Coriolis

Las áreas de alta y de baja presión corresponden, respectivamente, a anticiclón y borrasca. Ambas áreas tienden a desplazarse sobre la superficie terrestre y son sus centros de acción los que marcan el tiempo meteorológico.

Diferencias entre anticiclón y borrasca

El aire circula desde las altas a las bajas presiones como consecuencia del gradiente de presiones, aunque no lo hace en línea recta, sino formando un pequeño ángulo con las isobaras como consecuencia de la actuación del efecto Coriolis, de la fuerza de rozamiento del aire con la superficie terrestre y de la fuerza centrífuga.

La fuerza o efecto Coriolis está producida por la rotación de la Tierra en el espacio, que tiende a desviar la trayectoria de los objetos que se desplazan sobre la superficie terrestre. A la derecha en el hemisferio norte, y a la izquierda en el sur.

¿Qué es un anticiclón y una borrasca?

Teniendo en cuenta toda esta información, anticiclón y borrasca son dos fenómenos meteorológicos diferentes, pero que surgen a partir de unas mismas acciones con relación al aire y su interacción con la superficie terrestre. Sigue leyendo sus características para comprender las diferencias entre anticiclón y borrasca.

Anticiclón

  • El anticiclón es aire pesado convergente que tiende a descender. Es una zona en la que la presión atmosférica es superior a aquella de las zonas que la rodean. Esta masa de aire desciende y se expande por la superficie terrestre.
  • Son tipos de masas de aire muy estables, por lo que son difícilmente desplazables una vez se posicionan en una localización. En el hemisferio norte la masa de aire anticiclónica gira en el sentido de las agujas del reloj.
  • El tiempo que nos suele traer esta masa de aire es de cielos despejados y poco movimiento atmosférico, con tendencia a las temperaturas altas en verano. Sin embargo, en invierno, aunque también puede ofrecer cielos despejados, suelen provocar inversiones térmicas y nieblas. Esta es otra de las principales diferencias entre anticiclón y borrasca.

Tipos de anticiclones

Los que podemos encontrar a lo largo del mundo son:

  • Anticiclón de Siberia: se produce en Eurasia durante gran parte del año y se caracteriza por ser una masa de aire seco y frío con temperaturas muy bajas.
  • Subtropical: existen dos, el de las Azores y el del Pacífico.
  • Dinámico: el tipo de clima que produce este anticiclón es caluroso, seco y soleado.
  • Anticiclón del Atlántico Norte: el centro de este suele ubicarse en el medio del mar Cantábrico, provocando inviernos secos y desplazando los ciclones existentes.
  • Anticiclón del Pacífico Sur: surge cuando las masas de aire del sur al norte recogen la humedad existente y la transportan a las costas, donde se condensan y generan nubes bajas en los meses de mayo a octubre, con alto contenido de humedad.

Borrasca

Ahora que ya comprendes exactamente el primer término, procedemos a explicarte qué es una borrasca. Con esta información podrás describir concretamente las diferencias entre anticiclón y borrasca.

  • La borrasca es aire ligero divergente que tiende a ascender. Es una zona en la que la presión atmosférica es inferior a la de las zonas a su alrededor.
  • Se trata de un movimiento de aire ascendente que favorece la formación de nubes y, por lo tanto, la creación de precipitaciones.
  • En su núcleo, la borrasca se alimenta de aire frío y su tiempo de vida depende de la cantidad de aire frío que conduzca en su seno. Este tipo de masas de aire son muy inestables y se forman y mueven de manera rápida.
  • En el hemisferio norte la borrasca gira en el sentido contrario a las agujas del reloj. El tiempo que trae estas masas de aire es inestable, con abundante nubosidad, lluvias o tormentas y, en ocasiones, nevadas en invierno.

Tipos de borrascas

  • Térmicas: el ascenso de aire tiene lugar cuando la temperatura es muy superior a la del entorno. Debido al exceso de calor, se produce un intenso grado de evaporación al que sigue la condensación. Debido a este tipo de borrasca, surgen precipitaciones muy abundantes.
  • Dinámicas: surge a partir de un ascenso de masa de aire hacia la tropopausa. Este movimiento se debe a una presión que tienen las masas de aire frío y que se desplazan.

Aunque a veces se puedan confundir, las diferencias entre anticiclón y borrasca son notables. Recuerda que conocer el medio ambiente en profundidad es sinónimo de saber cuidarlo y protegerlo.