Ejemplos de mimetismo animal: camuflaje de impacto

También conocido como el poder de camuflaje, el mimetismo es una de las cualidades más sorprendentes del reino animal. Diferentes especies de todo tipo utilizan el camuflaje ya sea como forma de supervivencia o para atacar a sus presas. Te presentamos los 10 animales miméticos más sorprendentes.

Los animales que se camuflan lo hacen porque una propiedad llamada mimetismo. Estos animales se mimetizan con su entorno, es decir, cambian su apariencia en función del contexto y la situación. Tanto vertebrados como invertebrados usan esta técnica para pasar desapercibidos. Algunas especies usan troncos de árboles, hojas, ramas, capas de nieves e, incluso, los fondos oceánicos, para ocultarse de sus depredadores. Para otros animales el camuflaje tiene otra función estratégica: les permite no ser detectados por sus presas y poder atacarlas.

Los 10 ejemplos más impactantes de mimetismo animal

1. Camaleón, el caso más conocido de mimetismo animal

De los animales que se camuflan es el más famoso. El camaleón tiene la habilidad de cambiar la pigmentación de su piel teniendo en cuenta la luz y los colores que existen en su entorno. Esto lo consigue gracias a sus células pigmentarias, que actúan a modo cristal, lo que les permite cambiar de color.

2. Gecko de Madagascar

 

El gecko de Madagascar es una especie animal que se camufla para pasar desapercibido

 

Vive en los árboles y baja de ellos solo a poner huevos. Tienen un aspecto parecido al de las hojas de los árboles, por lo que pueden mimetizarse con el medio en el que vive. Es un auténtico maestro del camuflaje y utiliza esta técnica para defenderse de las especies depredadoras de su entorno.

3. Insecto palo

No podemos hablar de mimetismo animal sin hablar del insecto palo. Se trata de un insecto alargado con aspecto de palo. Algunas especies tienen alas y viven en arbustos y árboles. La propiedad de camuflaje de este animal tan peculiar le permite esconderse entre la vegetación para protegerse de los depredadores durante el día. En cambio, por la noche salen a comer y a aparearse.

4. Mariposa hoja seca

Sus alas se asemejan a unas hojas marrones y se camuflan con las hojas de los árboles para escapar de la amenaza de las aves que se las quieren comer. Teniendo en cuenta que algunas mariposas están en peligro de extinción, aquellas que pueden camuflarse tienen más posibilidades de sobrevivir.

5. Búhos

 

El buho es uno de los animales que se camufla por supervivencia frente a otras especies animales

 

Estas aves rapaces nocturnas se camuflan gracias a su plumaje, que es parecido al de las cortezas de los árboles donde reposan. Existe una gran multitud de variedades de búhos y cada uno tiene unas características propias adaptadas a su lugar de origen.

6. El mimetismo animal de la sepia

En los mares y océanos hay muchos animales que se camuflan a la perfección. La sepia es un cefalópodo que se mimetiza con cualquier fondo oceánico, ya que las células de su piel pueden cambiar su color para adaptarse y pasar desapercibida.

7. Mantis fantasma

El camuflaje de este animal le confiere un aspecto de hoja seca que le ayuda a desaparecer con mucha facilidad ante sus depredadores. Es prácticamente imposible de distinguir de las hojas de los árboles.

8. Caballito de mar pigmeo

 

Una de las especies que se camuflan es el caballito de mar pigmeo, muy típico en Indonesia

 

Se esconde en los corales marinos, con los que comparte color. Pasa tan inadvertido que fue una especie que tardó mucho en identificarse. Además de ser uno de los animales que se camuflan, es uno de los animales más pequeños del mundo y suele encontrarse en Indonesia.

9. Pulpo de anillos azules, un animal con gran poder de mimetismo

Su piel es amarillenta y pasa completamente desapercibido entre rocas y fondos oceánicos, hasta que se siente atacado al entrar en contacto con otro animal. Entonces, cambia de color rápidamente y exhiben sus brillantes anillos azules. Este intenso color se debe a la presencia de ciertas bacterias tóxicas, las cuales liberan un poderoso veneno.

10. Zorro polar ártico

Otro de los casos más asombrosos de mimetismo animal. En este caso, el zorro polar ártico es un animal que se camufla solo en determinadas estaciones. Durante los meses de invierno, cuenta con un pelaje espeso y blanco que le permite sobrevivir a las bajas temperaturas, así como pasar desapercibido ante sus presas y lograr acercarse a ellas. Al llegar la primavera, su pelaje cambia drásticamente de color a una coloración pardo-grisácea y a una menor densidad de pelo, camuflándose con las praderas de matorrales que persisten durante el verano y el inicio del otoño.