Energía azul: una fuente renovable con potencial

Hay varios tipos de energías, no renovables y renovables. Dentro de estas últimas se encuentra la eólica, la solar o la hidráulica, entre otras. Pero también existe la llamada energía azul o energía osmótica: quizá menos conocida, se trata de una de las fuentes renovables con más potencial de futuro.

La palabra azul puede dar una pista sobre qué es la energía azul. También conocida como energía osmótica, es aquella fuente de energía que se produce cuando se pone en contacto el agua del mar, que presenta una mayor concentración de sales, con el agua dulce, que contiene una concentración menor.

La energía azul, como la hidroeléctrica o la mareomotriz, surge de mares y ríos. Cuando el agua dulce entra en contacto con la salada, por ejemplo cuando un río muere en el mar, la diferencia de esa salinidad se convierte en una energía renovable.

Una de las ventajas de la energía azul se encuentra en que no necesita condiciones extraordinarias para funcionar. Esta es una característica que le permite estar operativa durante todo el día siempre y cuando un río haya desembocado en el mar.

¿Cómo se produce la energía azul?

Para saber qué es la energía azul, se debe conocer cómo se produce y en qué consiste el concepto de ósmosis. Se trata de un proceso físico en el que dos líquidos con diferente concentración de sal se separan por una membrana semipermeable, a través de la cual fluye el líquido con menos concentración de sal hacia el que más tiene.

Por tanto, para obtener energía azul se separa el agua de mar y el agua dulce gracias a esa membrana, que impide que pasen las sales y deja pasar el agua. Esta fluye de forma natural de la menos a la más concentrada y ejerce una presión llamada osmótica, que hace mover una turbina. Así, se produce la energía azul.

La técnica para obtenerla nació en los años setenta, pero no se desarrolló debido a los requerimientos tecnológicos y su coste. Pasados los años, sigue siendo una técnica que se encuentra en desarrollo debido a que no se ha encontrado un sistema al cien por cien eficiente para que genere grandes cantidades de energía.

qué es la energía azul

Ventajas de la energía osmótica

La energía azul posee varias ventajas en su uso de cara a conseguir una mayor sostenibilidad:

  • Al igual que la eólica y la solar, es una energía renovable.
  • Es una energía constante y aprovechable de manera continua.
  • Se puede obtener en cualquier condición climática. Esto hace de ella una energía más fiable que la solar o la eólica, que dependen más del clima.
  • Con la energía azul se podría abastecer a todo el planeta, siempre y cuando se logre que el agua de un río contacte con el agua de mar.
  • Las centrales de salinidad para obtener este tipo de energía no producen emisiones de CO2, por lo que tiene un impacto ecológico muy bajo.
  • Desde un punto de vista geográfico es muy conveniente, dado que cerca del 44% de la población mundial vive cerca de las líneas costeras.

Desventajas de la energía azul

Pero la energía azul u osmótica también tiene sus desventajas:

  • De momento, presenta un alto coste para generarla, debido a la elevada inversión para crear una central de salinidad.
  • El precio del megavatio que se necesita para la energía azul es el doble que para los combustibles fósiles.
  • Las membranas para producir el proceso de la ósmosis deben ser de gran tamaño.

Diferentes grupos de científicos, conscientes de las grandes ventajas de la energía azul, trabajan para revertir los problemas que presenta a través de los últimos avances en nanotecnología.

Según varias investigaciones, la clave reside en reducir el tamaño de los orificios de la membrana para que los iones puedan atravesarla a escala atómica. De esta manera, no sería necesario la construcción de plantas industriales, sino que las membranas podrían colocarse en los estuarios de los ríos y generar de esta manera energía como la electricidad.

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: