El Monte Olimpo, la montaña más alta de Grecia

El monte Olimpo, o monte “luminoso” es la  montaña más alta de Grecia y segunda de los Balcanes. Está situada entre las regiones griegas de Tesalia y Macedonia, y es reserva natural griega desde 1938 y patrimonio de la Unión Europea desde 1981, en su categoría de reserva de la biosfera.

Para la mitología griega, el Monte Olimpo era el hogar de los dioses olímpicos, los principales dioses del panteón griego, presididos por Zeus. Y además se trata de la montaña más alta de Grecia. En este artículo vamos viajar hasta la Grecia actual para conocer las principales características del Monte Olimpo y cómo se ha formado esta maravilla del patrimonio natural de la humanidad. También, viajaremos al pasado para adentrarnos en la mitología griega y recordar por qué este monte era fundamental para su manera de entender el mundo.

Características del Monte Olimpo

En realidad no se trata de un monte único, como sucede en la mayoría de los casos, sino de una cadena montañosa, dentro de la cual destaca la cumbre del Olimpo con sus 2.917 metros de altura sobre el nivel del mar. Una de las grandes experiencias es la de ascender hasta la cima de este legendario monte.

Su forma viene de la erosión de la lluvia y el viento. Esta propició una torre aislada a casi 3.000 metros. Cuenta con muchos picos y su forma es casi circular. La montaña tiene una circunferencia de 150 kilómetros, un diámetro de 26 kilómetros y 500 kilómetros cuadrados de área.

Los pueblos Petra, Vrontou y Dion se encuentran al noroeste, mientras que en el lado este se encuentra la ciudad de Litochoro. En su lado sureste, el desfiladero de Ziliana divide el Monte Olimpo del llamado Olimpo Inferior, mientras que en la zona sudoccidental, encontramos los pueblos Sykaminea y Karya. El pueblo Pythion se encuentran al oeste.

Mitología

La mitología es muy importante en la historia y cultura griega, y en este caso el Monte Olimpo era el hogar de los dioses olímpicos. Esto se erigían como los principales dioses del panteón griego, con Zeus a la cabeza. Los griegos de aquella época creían que lo alto del monte se podían encontrar mansiones de cristal en las que los dioses vivían. La mitología también cuenta que quedó devastado después de la guerra entre los Dioses. Cuando esto sucedió se dejaron dos rastros divinos en forma de hombre y mujer, que tenían que unirse y así dar a luz a un hijo hombre que aportase de nuevo vida al monte.

En la mitología griega, en el monte del Olimpo vivían los principales dioses del panteón griego, que estaba presidido por Zeus. Como tal, es un lugar prácticamente inaccesible, franqueado por nubes, donde había palacios y donde los dioses contemplaban el mundo y eran entretenidos por las musas. En este sentido, el Olimpo, también, vendría a ser el equivalente del cielo en la tradición cristiana.

El Monte Olimpo en la mitología griega

Se creía que esta montaña mas alta de Grecia tenía un clima templado durante todo el año, y que las gargantas de las montañas estaban llenas de bosques. Sin embargo, los dioses no siempre residían en su paraíso, y salían o regresaban de allí a través de una puerta de nubes custodiada por las Horae, las diosas de las estaciones.

Los autores afirman que las mesas del palacio de Zeus en el Olimpo estaban hechas de oro y en realidad eran autómatas, ¡creados por Hefesto! Entraban y salían de las habitaciones según lo exigían los dioses. El trono de Zeus estaba situado en el Panteón, la sala de reuniones de los dioses.

También fue diseñado por Hefesto y fue construido de mármol negro, con incrustaciones de oro. Cada uno de los dioses tenía su propio palacio en la montaña, generalmente construido de oro y mármol, y situado en un desfiladero en las cumbres de la montaña.

Monte Olimpo, la montaña más alta de Grecia

Foto: vista del lado oeste del Monte Olimpo desde Kokkinopilos / stefg74, CC BY 2.0