Aquae STEM

“Las STEM son una parte de la solución a los desafíos del planeta”

La inteligencia artificial y el big data han sido los protagonistas del primer webinar de Aquae STEM celebrado el pasado 10 de noviembre con motivo del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo. Nuria Oliver, ingeniera de telecomunicaciones y doctora por el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), ha acercado estas disciplinas tecnológicas a las niñas de primaria que participan en el programa.

La ciencia nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea; y a mejorarlo. Y no hay mejor forma de reivindicar su valor en el Día Mundial de la Ciencia que de la mano de referentes femeninos en el ámbito de las STEM que, con sus conocimientos y experiencia, incentiven el interés de los más jóvenes. Este es el principal objetivo de estos encuentros que organizamos en colaboración con Aquona, Hidralia, Hidraqua, Hidrogea, Viaqua y Aguas de Avilés.

Un total de 800 niñas, junto con sus compañeros, participaban en el primer encuentro del año, celebrado el pasado 10 de noviembre. Irene Lapuente, física y directora de la Mandarina de Newton, volvía a conducir una jornada en donde las más jóvenes han descubierto las interioridades de una de las disciplinas STEM más demandadas en la actualidad: la inteligencia artificial (IA).

La alicantina Nuria Oliver, experta en este ámbito, ha transmitido a las alumnas que han participado en este primer webinar de Aquae STEM, la importancia de la tecnología y la investigación como herramienta para construir un mundo más sostenible, equitativo y accesible para todos.

Nuria es ingeniera informática y una de las investigadoras más citadas de España en este ámbito. Admiradora desde pequeña de figuras como Leonardo Da Vinci o Marie Curie, siempre le fascinaron los juegos de lógica. Con el tiempo fue fijando sus metas y descubriendo cómo alcanzarlas hasta convertirse en “una investigadora capaz de resolver los problemas de la sociedad a través del conocimiento”, ha expresado durante la jornada.

Inteligencia artificial y Big Data

Vivimos en un mundo globalizado en el que la tecnología nos permite comunicarnos con cualquier persona, en cualquier lugar y a cualquier hora. Un mundo en el que los datos son una valiosa fuente de información que nos pueden permitir dar respuesta a los principales desafíos mundiales. La inteligencia artificial juega un papel fundamental para lograr descifrar toda esa información. Y es que este tipo de tecnología busca replicar el razonamiento humano para hacernos la vida mucho más fácil.

Cuando hablamos de inteligencia artificial, lo primero en los que solemos pensar es en robots y en ciencia ficción. Pero lo cierto es que la IA está mucho más cerca de nosotros de lo que imaginamos; a través de nuestros móviles, tablets, televisores e incluso en nuestros electrodomésticos. “Utilizamos la IA todo el tiempo y su impacto es inmenso”, ha asegurado Nuria.

La IA es una disciplina fundamental en el ámbito de las STEM. Y es que sus múltiples aplicaciones pueden hacer nuestro día a día mucho más fácil. Pero también debe ser capaz de buscar y encontrar las respuestas que necesitamos para poner fin a algunos de los problemas que afectan al planeta como son el cambio climático, la eficiencia energética o las pandemias.

“Los modelos climáticos que se utilizan para predecir el clima, prevenir desastres naturales o modelar cuánto aumentará la temperatura del planeta, son modelos basados en inteligencia artificial que tienen la capacidad de analizar millones de datos. Sin este tipo de tecnología sería imposible descifrarlos y analizarlos”, ha explicado Nuria Oliver a lo largo del webinar.

Un mensaje para las más jóvenes

A lo largo de este enriquecedor encuentro formativo, Nuria Oliver ha tenido la oportunidad de dar algunos consejos a las niñas que participan en el programa Aquae STEM. En primer lugar, la ingeniera las ha animado a no tener miedo y a acercarse a la ciencia porque “ellas serán quienes en un futuro inventen la tecnología que mejore el mundo”.

En segundo lugar, ha transmitido la importancia de viajar a otros países y hablar otros idiomas. “Si no tenemos una mente abierta, si no viajamos, y si no entendemos otras formas de vivir igualmente validas, difícilmente conseguiremos una sociedad más justa”, ha afirmado Oliver.

Y, por último, la importancia de ser perseverantes. La investigación es un largo camino que requiere de mucha constancia y dedicación. No siempre logras lo que te planteas y por esta razón, “hay que aceptar que, a veces, las cosas no salen, pero siempre debes ser capaz de aprender de todas ellas”, ha manifestado la alicantina.

Algunos de sus proyectos más “inteligentes”

La alicantina ha aprovechado esta jornada para mostrar algunos ejemplos de aplicación de la IA en la sociedad.  Por ejemplo, durante su etapa en el MIT, uno de los centros tecnológicos más importantes del mundo, tuvo la oportunidad de participar en 1996 en el primer desfile de moda inteligente del mundo. Allí Nuria presentó un modelo de ropa capaz de ayudar a las personas sordomudas a comunicarse. Nos lo cuenta en el siguiente video:

Hace más de 20 años, Nuria ya se valía de la Inteligencia Artificial para encontrar las respuestas que planteaba en sus proyectos e investigaciones. Algunas de ellas son un reto todavía sin resolver, pero muchas otras son una realidad que nos facilita nuestro día a día casi sin darnos cuenta.

“Sin la tecnología no vamos a poder mejorar el mundo, no es la solución exclusiva, pero tiene que ser parte de ella. Y por esta razón necesitamos que los niños y niñas se interesen por ella y estudien estas disciplinas. Porque ellos serán quienes, en un futuro, inventen nuevos tipos de tecnología que logren hacer frente a problemas tan importantes como la extinción del ser humano”, ha afirmado.

Y es que los jóvenes, en su acceso a la Universidad, se interesan cada vez menos por las carreras científico-tecnológicas. En el caso de las mujeres, su presencia es más preocupante que en los hombres porque, según los últimos datos de la Organización de Estados Iberoamericanos (IOE), en España solo un 13% de los estudiantes en las carreras STEM son mujeres. Por esta razón, la ingeniera ha destacado la importancia de la labor de proyectos como Aquae STEM para incentivar el interés de las más jóvenes en estas disciplinas desde sus primeras etapas escolares.