El impacto económico de la Inteligencia Artificial

Dos de los beneficios de la adopción de sistemas basados en la Inteligencia Artificial son el aumento del rendimiento de los trabajadores y de la capacidad productiva de las empresas. Pero, ¿que hay del impacto económico que tiene esta tecnología para las empresas y la sociead?

La Inteligencia Artificial (IA) ha transformado casi todos los aspectos de la vida humana. Es una disciplina omnipresente, aunque no siempre de forma totalmente evidente. El desarrollo de la Inteligencia Artificial ha supuesto grandes avances en todas las industrias y ha generado un impacto económico palpable. Desde el desarrollo de los automóviles sin conductor hasta la mejora de los procesos de toma de decisiones. A pesar de que no seamos conscientes, el futuro del trabajo está ligado a cómo se decida utilizar la Inteligencia Artificial.

Los principales sectores en adoptar el concepto de Inteligencia Artificial son los siguientes: salud, transporte, educación, servicios minoristas y financiero. El impacto económico de la Inteligencia Artificial es muy alto para las empresas, así como para la sociedad. Uno de los grandes beneficios de utilizar esta tecnología es la rápida detección de problemas, ineficiencias y procesos duplicados. Sin embargo, muchos temen que la llegada de la automatización suponga la pérdida de millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

Impacto económico positivo de la Inteligencia Artificial

Las empresas de contabilidad y los bancos ahora necesitan menos tiempo para manejar el pago de facturas, realizar informes financieros y otras tareas contables. Este ahorro de tiempo no supone necesariamente el despido de los trabajadores de las empresas. De hecho, en muchos casos se busca capacitar a los trabajadores existentes para que se ocupen de tareas más estratégicas. Esto significa que el poder de los datos y de la automatización puede dar lugar a nuevos talentos y habilidades.

Otro ejemplo lo encontramos en los centros sanitarios. Cada vez más hospitales y centros de salud se preocupan por automatizar las tareas relacionadas con el registro previo, como ingresar el historial de salud de nuevos pacientes. Como resultado, la productividad de estos centros puede llegar a aumentar en un 60 por ciento a la vez que se reducen los errores.

La firma de investigación Markets and Markets estima que el mercado de la Inteligencia Artificial (IA) crecerá de 420 millones de dólares en 2014 a 5.050 millones de dólares en 2020, gracias a la creciente adopción de tecnologías de “aprendizaje mecánico” (machine learning) y lenguaje natural en las industrias de medios de comunicación, publicidad, retail, finanzas y salud.

6.000 millones de dispositivos solicitarán soporte de IA

La empresa de investigación en tecnologías de la información Gartner, estima que 6.000 millones de “cosas” conectadas estarán solicitando activamente el apoyo de las plataformas de Inteligencia Artificial para 2018. Estos dispositivos incluirán probablemente muchos aparatos conectados, automóviles, portátiles y otros aparatos incluidos en el mercado del “Internet de las Cosas”.

Foto: Pavel Kunitsky, Pixabay

El impacto económico de la Inteligencia Artificial en el sector privado

El futuro del trabajo está intrínsecamente relacionado con la adopción de la Inteligencia Artificial como tecnología imperante.

En la actualidad hay 1.031 empresas de nueva creación en la lista de AngelList, portal estadounidense especializado en startups, con una valoración media de 5.2 millones de dólares- lo que equivale a casi 5.400 millones de dólares en inversiones de capital de riesgo. Las tres empresas más seguidas en esa lista son la empresa de robótica Autónoma, el fabricante de software de productividad de equipo Crux y el agregador de noticias sociales AI Zero Slant.

Por otro lado, algunos sectores son especialmente proclives a adoptar este tipo de tecnología. La razón de un aumento de la inversión en Inteligencia Artificial está en el gran impacto económico que posibilita. En las principales economías de Asia y el Pacífico, se estima que para 2030, la IA podría generar un aumento del 16 por ciento en la producción. Esto se traduce en un rendimiento neto de 13.000 millones de euros.

80% de los ejecutivos creen que la IA aumenta la productividad

Un estudio reciente de la compañía de lenguaje AI Narrative Science mostró que el 80% de los ejecutivos creían que las soluciones de IA aumentaban el desempeño de los trabajadores y creaban nuevos puestos de trabajo.

El 32% dijo también que las tecnologías de reconocimiento de voz eran la tecnología de IA más utilizada en sus negocios.