Glosario 
 de la Sostenibilidad

Equidad

La equidad es un criterio fundamentado en los valores sociales de la igualdad, los derechos y la justicia desde un punto de vista ético que trasciende el marco de la justicia formal y de la estricta legalidad, para que prevalezcan la prudencia, la templanza y el razonamiento al juzgar cada caso concreto y actual.

Glosario de la Sostenibilidad - Equidad

La Real Academia Española (RAE) recoge el término como «propensión a dejarse guiar, o a fallar, por el sentimiento del deber o de la conciencia, más bien que por las prescripciones rigurosas de la justicia o por el texto terminante de la ley».

Esta definición general, válida para el mundo jurídico, ha evolucionado en el actual contexto de sostenibilidad y de justicia ambiental, derivando en las denominadas ‘equidad social’, ‘equidad intergeneracional’ y ‘equidad intrageneracional’.

*

La etimología de la palabra ‘equidad’ procede de la voz latina aequitas. En la Antigua Roma designaba el trato justo entre individuos y encerraba un significado más amplio de justicia, conformidad, simetría y rectitud. En tiempos del emperador Claudio II (214-270), el concepto fue personificado como la diosa Aequitas Augusti, que se representaba en monedas sosteniendo una cornucopia y la clásica balanza de la justicia.

Con posterioridad, el cristianismo influyó en el Derecho Justinianeo para reflejar el significado de humanitas, pietas, benignitas, charitas, benevolentia. Para el teólogo y filósofo católico Tomás de Aquino (1225-1274), la equidad era inseparable de la justicia en virtud del carácter falible de la Ley.

Fue Aristóteles (384-322 a. C.) quien definió la epieíkeia o ‘equidad’ en el libro quinto de su Ética a Nicómaco: «Lo equitativo y lo justo son una misma cosa; y siendo buenos ambos, la única diferencia que hay entre ellos es que lo equitativo es mejor aún. La dificultad está en que lo equitativo siendo lo justo, no es lo justo legal, lo justo según la ley; sino que es una dichosa rectificación de la justicia rigurosamente legal. La causa de esta diferencia es que la ley necesariamente es siempre general, y que hay ciertos objetos sobre los cuales no se puede estatuir convenientemente por medio de disposiciones generales».

*

En el ámbito de la conservación y el desarrollo sostenible, la equidad social ha incrementado su aceptación y notoriedad desde mediados del siglo XX. El profesor George Frederickson ya teorizó en 1968 sobre este concepto, que juzgó como el «tercer pilar» de la administración pública en los Estados Unidos.

Hoy el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) del Gobierno de España define la equidad social como «un conjunto de prácticas tendentes al abordaje y superación de todas las formas sociales, económicas, culturales y políticas de exclusión e iniquidad».

*

La equidad ha derivado fuera del sector legal en dos conceptos relacionados con el desarrollo sostenible: la equidad intergeneracional y la equidad intrageneracional.

La equidad entre las poblaciones actuales, o intrageneracional, reconoce que todas las personas merecen igualdad de derechos y oportunidades para garantizar su calidad de vida. La equidad intergeneracional, por su parte, involucra a las poblaciones futuras de una ¿terminada? comunidad (municipio, país, etcétera), respecto a las cuales la generación actual mantiene un compromiso tácito, y persigue la adopción de estrategias y enfoques que logren un equilibrio entre el bienestar de estas y aquellas, mediante la conservación de recursos naturales en cantidad suficiente.