Campus logo
Aquae

El experimento del volcan de espuma

¿Alguna vez te has preguntado cómo puede la pasta dentífrica generar tanta espuma? Con este curioso experimento estarás mucho más cerca de entenderlo. Gracias a él, los más pequeños podrán aprender qué ocurre cuando se produce una reacción química. ¡Preparados, listos, reacción!

En esta ocasión haremos un ingenioso experimento en el que aprenderás a hacer un volcán de espuma o “pasta de dientes de elefante”. Es perfecto para hacer en casa con los más pequeños, pero recuerda que deben estar siempre acompañados de un adulto.

Materiales

  • Agua oxigenada
  • Linterna de luz ultravioleta
  • Jabón líquido
  • Probeta
  • Yoduro de potasio

Pasos para hacer el experimento del volcán

Antes de nada recuerda que el agua oxigenada es muy fuerte, por lo que es conveniente que utilices guantes durante todo el proceso. También ten en cuenta que deberás pesar las cantidades necesarias para llevar a cabo este experimento correctamente.

  1. Coloca un protector de plástico sobre la mesa para que no se manche.
  2. Vierte 40 mililitros de agua oxigenada dentro de la probeta.
  3. Echa unos 20 mililitros de jabón líquido y remueve hasta que los elementos estén completamente disueltos.
  4. A continuación añade 7 gramos de yoduro de potasio en la probeta.
  5. Espera unos segundos y verás que en nuestro experimento, el volcán de espuma ha entrado en erupción. ¿Sabes qué ha pasado?

Explicación del experimento del volcán

Para hacer este experimento más impactante visualmente, puedes añadir un colorante alimenticio. Con él podrás conseguir el efecto conocido en química como “pasta de dientes de elefante”. Se trata de un popular experimento químico que provoca un volcán de espuma debido a la descomposición cataclítica del peróxido de carbono en un medio jabonoso. El efecto catalizador del yoduro de potasio acelera la reacción química que ocurre al mezclar el agua oxigenada con el jabón líquido. Por ello, el resultado es una descomposición casi instantánea. Al producirse la reacción química, el agua oxigenada se descompone en dos factores. En primer lugar, se descompone en forma de líquido. Pero también se se convierte en gas oxígeno, que es lo que da forma a las burbujas que salen de la probeta.

¡Si quieres dejar con la boca abierta a los más peques con este experimento, alumbra el volcán con una linterna de luz ultravioleta!

¿Qué son las reacciones exotérmicas? 

Como has podido observar con el experimento del volcán, la liberación de moléculas de oxígeno en este experimento ocurre con rapidez. La espuma que se crea debido a esta reacción química está formada por burbujas de oxígeno muy pequeñas. Estas burbujas se producen cuando la levadura descompone el peróxido de hidrógeno (H2O2) en agua (H2O) y oxígeno (O2).

Durante la reacción del experimento del volcán, toca la botella. Verás que la botella está caliente. Esto ocurre porque se está llevando a cabo una reacción exotérmica. Definimos una reacción exotérmica como una reacción química que libera energía a través de la luz o el calor. En el caso de nuestro experimento, la energía se libera a través del calor.

Ejemplos de reacciones exotérmicas en la vida cotidiana

El proceso de combustión que ocurre con las velas hace que se desencadene una reacción exotérmica mientras las vela permanece Encendida. Una vela está hecha de un material llamado parafina, que está compuesto por hidrocarburos. Cuando la vela se prende al producirse el contacto con el oxígeno y se rompen estos enlaces de hidrocarburos. Así, se libera energía en forma de calor, aunque también se produce una liberación energética en forma de luz.

La oxidación del hierro es una reacción exotérmica provocada por la oxidación. Cuando el aire entra en contacto con el aire, se produce una liberación de calor que termina por oxidar el hierro puro.

La reacción química que ocurre la mezclar el cemento con agua se llama hidratación del cemento. La hidratación del cemento es en realidad un proceso exotérmico, ya que al mezclar ambos materiales se produce la liberación de calor durante unos minutos. Este fenómeno se debe a las sustancias químicas presentes los materiales similares al cemento.