10 claves para usar menos plásticos

Evitar el uso del plástico es esencial para reducir la contaminación, respetar el medio ambiente y luchar por la mitigación del cambio climático. Para ello, es importante encontrar alternativas que sustituyan su utilización.

Las alternativas al plástico se hacen imprescindibles en un contexto como el actual, en el que la crisis de residuos de este elemento tan contaminante está impactando de manera muy negativa en el medio ambiente.

Evitar los plásticos ayuda a mitigar los efectos del cambio climático

Nuestro planeta está lleno de todos los tipos de plástico. La producción de este tipo de materiales y su posterior descomposición cuando son desechados son dos procesos que emiten metano y etileno, que son dos potentes gases de efecto invernadero, una de las causas del calentamiento global.

¿Qué puedes hacer para usar menos plásticos? 

1. En restaurantes siempre pide vasos de vidrio.
2. Usar termos con agua de casa cuando salgas y evitar comprar botellas de plástico.
3. En comidas externas, llevar cubertería de metal y evitar los desechables.
4. Evitar comprar juguetes de plástico de poca durabilidad. Y no tirarlos nunca, siempre se pueden reciclar, reutilizar o donar.
5. Cuando se usen elementos desechables que sean biodegradables.
6. Los envases de vidrio se pueden guardar y utilizar para almacenar la comida.
7. Para ir a la compra, usar bolsas de tela en sustitución de las de plástico.
8.Reciclar los aparatos electrónicos.
9.La creación de composta en casa ayuda a la disminución del uso de bolsas de basura.
10. Siempre, comprar productos alimenticios en envases de vidrio.

Otras acciones para evitar los plástico

  • Una de las mejores alternativas al plástico es dejar de usar bolsas de este material.

Cada año, se utilizan alrededor de 1 billón de bolsas de plástico en tiendas y solo alrededor del 5% se recicla. La gran mayoría termina en vertederos, en los océanos y son una de las fuentes más contaminantes del planeta. Si solo estás comprando algunas pocas cosas en la tienda, pide que no te den una bolsa. Además, compra una bolsa de tela fuerte y duradera en la que puedas guardar tus compras.

  • Dejar de comprar agua embotellada y usar botellas reutilizables.

Las botellas de agua de plástico son otra forma omnipresente de plástico que son en su mayoría innecesarias y rara vez se reciclan: el 80% terminan contaminando el medio ambiente.

  • Para los alimentos, usar contenedores de mental o vidrio.

Los envoltorios de plástico son la solución más fácil y extendida para mantener frescos los alimentos, pero es un material muy difícil de reciclar. Suelen estar fabricados en base a un material muy afilado que a menudo puede conducir a accidentes. Usar un contenedor de alimentos es una forma aún más fácil, segura y, además, económica de usar alternativas al plástico.

  • Evitar la espuma de poliestireno.

Ya que no se puede reciclar y tarda mucho tiempo en descomponerse en el medio ambiente. Su presencia en él es muy longeva y, por tanto, su nivel de contaminación muy elevado.

  • Sustituir las pajitas de papel por materiales de papel o de bambú.

En muchos casos, podemos prescindir totalmente de beber con pajitas, pero hay en otras ocasiones en las que necesitaremos este utensilio, bien por necesidad o bien por diversión. A partir de 2021 estarán prohibidas en la Unión Europea y cada vez se encuentran menos, pero todavía existen. La mejor alternativa, dejando de lado el plástico biodegradable, que sigue siendo plástico, son las fabricadas con papel. Son de papel grueso tratado para alimentos, lo que las hace muy seguras y las mantiene rígidas durante horas.

  • Comprar alimentos frescos para evitar los envases de plástico.

Comprar verduras y alimentos frescos a granel puede ser más barato que comprar productos empaquetados. Una gran cantidad de alimentos contienen un exceso de plástico en sus envases.

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: