Galería

Abbá

Abbá

El viento atravesó y azotó la puerta pude sentir el frío de la brisa. Llevaba años sin salir de aquel aposento al abrir los ojos, me percaté que estaba solo como de costumbre. Mi cuerpo inerme, lánguido e irreconocible, supuse que así tendría que ser; pasaron unos instantes y escuché de nuevo la voz que me dijo: « la ilusión más grande es pensar que se puede despertar de ella, recuerda NADA es verdad pero TODO puede ser cierto». —¡me confundes ¿ como puede suceder esto? Pregunté—. En tú mente respondió el humanoide.

Nick: Marxel Gomó

0
Votos
23
Vistas
9 Days
de su publicación