Descubre todos los detalles acerca del biodigestor

Los biodigestores se presentan como una tecnología que permite dar una segunda oportunidad a los residuos para generar energía de manera sostenible. Descubre en este artículo qué es un biodigestor, cómo funciona el biogás y cómo puedes construir uno casero para generar gas. Tecnologías como estas nos acercan a un futuro más sostenible.

Científicos, investigadores y expertos de todo el mundo están inmersos en la búsqueda de estrategias para lograr una actividad humana más sostenible. Este proceso les está llevando a probar tecnologías como los biodigestores, herramientas que permiten darle a los residuos una segunda oportunidad para generar energía. En este artículo explicaremos cómo funciona el biogás y cómo puedes hacer un biodigestor casero para generar gas.

Una fuente de energía sostenible

Según la FAO, la agricultura, la ganadería y la deforestación generan la tercera parte de los gases de efecto invernadero a nivel mundial. Gran parte de estas emisiones se deriva de la fermentación del estiércol y del uso de fertilizantes.

La mayoría de los expertos en medio ambiente coinciden en que la concentración de dióxido de carbono y otros gases que producen un efecto invernadero ha aumentado en años recientes como resultado de la actividad humana. Este fenómeno es responsable del calentamiento global y efectos derivados del mismo, como las sequías, los fenómenos metereológicos extremos, el aumento en el nivel del mar o los cambios en los ecosistemas que afectan la vida animal y vegetal.

La situación actual es alarmante, pero por suerte aún estamos a tiempo de revertirla. Entre las medidas orientadas a reducir las emisiones de CO2 se encuentra el uso de los biodigestores como fuentes de energía sostenible.

¿Qué es un biodigestor?

Un biodigestor es un contenedor cerrado de forma hermética que contiene residuos orgánicos de origen vegetal o animal (carne en descomposición, excrementos…) Un grupo de microorganismos presentes en los desechos orgánicos producen una reacción conocida como fermentación anaeróbica, de la que se puede obtener energía.

Los biodigestores constituyen una alternativa económica y efectiva en comunidades rurales de todo el mundo. Permiten satisfacer la demanda energética de estas poblaciones y proporcionan un medio adecuado para manejar los residuos de humanos y animales. En resumen, son una alternativa eficaz para hacer frente al calentamiento global.

¿Qué es el biogás?

Se trata de una mezcla de gases con un elevado contenido de metano. Puede emplearse para cocinar, en sustitución de otros combustibles como el gas propano, la leña y la electricidad. La llama de un quemador alimentado por esta clase de gas tiene un color azul. Además, unas cuantas modificaciones en ciertos equipos convierten el biogás en una fuente de energía para lámparas de camisa de asbesto, motores de combustión, bombas de agua y generadores.

cómo hacer un biodigestor casero para generar gas

El segundo producto de la digestión de materia orgánica es el biabono. Se trata de un excelente abono y acondicionador del suelo con una alta concentración de nutrientes esenciales para el buen desarrollo de las plantas. Estos incluyen nitrógeno, fósforo, potasio y microelementos.

Otros beneficios del biabono tienen que ver con su capacidad para ajustar el nivel del pH del suelo a niveles óptimos, mejorar el drenaje de suelos arcillosos y aumentar la adherencia de las partículas de suelos arenosos, lo que contribuye a disminuir la erosión.

Por otro lado, no hace falta esperar varios días a que se oxigene y libere el ácido sulfúrico que pueda contener, como ocurre con otros abonos naturales. Se puede usar tan pronto salga del biodigestor. Por si fuera poco, estas herramientas constituyen una solución ambiental que permite eliminar la contaminación que producen los desechos orgánicos en las aguas subterráneas, así como eliminar los malos olores y la proliferación organismos que pueden causar enfermedades.

¿Cómo funciona un biodigestor?

El sistema consta de cinco partes:

  • Cámara de carga. Se trata de un pequeño depósito donde se coloca la materia orgánica que alimenta el reactor.
  • Reactor. Es el digestor propiamente dicho, un tanque alargado que se sitúa bajo tierra. Allí es donde se descomponen los desechos, conectado a las cámaras de carga y de descarga por dos extremos diferentes.
  • Cámara de descarga. Colocada a menor altura que la cámara de carga, recibe los residuos provenientes del reactor, los cuales pueden utilizarse como abono y acondicionador del suelo.
  • Cubierta de plástico. Se coloca por encima del reactor y cumple dos funciones: impedir la entrada de aire al interior y evitar la fuga del gas producido.
  • Tubería. Conduce el gas que se produce en el reactor. Cuenta con una válvula de seguridad que impide que la presión al interior de la cubierta plástica rebase los niveles permitidos. Este dispositivo también expulsa el agua que se condensa en la tubería.
  • Llave de paso. Regula la salida del gas.

Existen diferentes tipos de biodigestores: de flujo discontinuo, semicontinuo, continuo y familiar. La elección del modelo adecuado varía de acuerdo con su finalidad y el presupuesto de sus usuarios. Por ejemplo, puede utilizarse como equipo de eliminación de desechos animales en una granja, herramienta de saneamiento de una comunidad o, como ya se comentó, como generador de combustible en una cocina.

El tiempo requerido para que las bacterias digieran la materia orgánica está directamente relacionado con la temperatura. En ambientes que promedian 30 °C, se necesitan 10 días; 5 días a 20 °C y 55 días a 10 °C. Por esta razón, el tamaño de la cámara del reactor varía de acuerdo con el clima del lugar.

Cómo construir un biodigestor casero para generar gas

Construir un biodigestor casero es accesible, ya que no requiere demasiada inversión, su uso es fácil y su mantenimiento no es muy exigente. No obstante, sí es necesario recordar una serie de recomendaciones de seguridad.

Para construir un biodigestor casero es nesario:

  • Un tanque o bidón de plástico como elemento central: el tamaño puede variar debido a las necesidades particulares, pero se recomienda un mínimo de 120 litros de capacidad.
  • Tubos.
  • Válvulas.
  • Mangueras.
  • Adaptadoras para las mangueras.

Los pasos para hacer un biodigestor casero son los siguientes:

  • Realizar dos orificios laterales en el bidón: uno más bajo, otro en su mitad. Y otros en su parte superior.
  • Conectar una válvula en el orificio lateral más bajo para la salida del material procesado.
  • En el otro agujero lateral, se sitúa un mecanismo de tubos para que expulse el exceso de fluidos.
  • Uno de los orificios superiores es para la entrada del material orgánico; el otro, para la salida del biogás.

Una vez construido, se coloca el desecho orgánico diluido en agua en el interior del tanque de plástico. Estos desechos se descomponen al no estar en contacto con el oxígeno. Así se obtiene el biogás -que se puede usar como combustible en la cocina, para la calefacción o la iluminación- y las sustancias fertilizantes, que pueden usarse para los jardines.

Ahora que sabes cómo hacer un biodigestor casero para generar gas, recuerda que, si lo cuidas de forma adecuada, ¡puede aguantar hasta 6 años!

 



configDate =
cookieDate =

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web, ofrecer una mejor funcionalidad y personalización. Consulta la política de cookies aquí para más información. Al hacer clic en Aceptar, aceptas todas las cookies. También puedes configurarlas como prefieras o rechazarlas pulsando en Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: