Wiki Explora
Fundación Aquae > Desertificación, clima y los recursos disponibles

Desertificación, clima y los recursos disponibles

Compartir en
La desertificación es el proceso en el que el suelo fértil pierde total o parcialmente el potencial de producción. Esto es el resultado de la destrucción de su cubierta vegetal, de la erosión del suelo y de la falta de agua.

Las precipitaciones en España se caracterizan por su alta variabilidad espacial y temporal. Desde 1940 se observan 3 periodos distintos, periodo seco desde 1940 a 1957, periodo húmedo de 1958 a 1978, y seco desde 1979 a 1995.

En la península hay varias áreas, las áridas, las semiáridas y las húmedas. Prácticamente la totalidad de España es semiárida, siendo algunas islas de canarias áridas y toda la franja norte de la península, es decir la cornisa cantábrica, y pirineos la zona húmeda.

Se ha realizado una gran tarea de repoblación forestal de tierras degradadas. Se han repoblado 5 millones de hectáreas.

Las líneas de actuación para evitar la desertificación es el aumento de la vida útil de los embalses, mejorar la eficiencia de las infraestructuras, replantear los regadíos ineficientes, aplicar técnicas de riego adecuadas, seleccionar cultivos con menores exigencias de agua, realizar una gestión sostenible de los acuíferos, y realizar una investigación para poder hacer predicción de sequías.



[embed]https://www.youtube.com/watch?time_continue=35&v=ufvgsDKybSE[/embed]


Vídeo: Allan Savory: Cómo combatir la desertificación y deshacer el cambio climático

Ver también:
Desertificación en España
La degradación de la tierra y la migración, tema de Día Mundial de Lucha contra desertificación y la sequía 2017

Compartir en