fbpx
Wiki Explora
Fundación Aquae > La danza de los abejorros

La danza de los abejorros

Compartir en
Anoche, releyendo “El extranjero” de Camus, me encontré con un verbo que no recordaba: bordonear, referido a dos abejorros.



Abejorro de bosque pecoreando la flor de una ortiga hedionda / Aceytuno

La frase que aparece en la página 15 de mi libro, comprado la semana pasada con mi hijo mayor en la caseta número 8 de la Cuesta de Moyano, dice exactamente: “Dos abejorros bordoneaban contra el vidrio del techo”. Para los abejorros ya teníamos otro verbo, pecorear, que es lo que hacen cuando, como el abejorro de bosque de la foto, liba la ortiga hedionda, poniéndose de capa uno de sus pétalos rosas. Miro el nombre del traductor del libro: José Ángel Valente. Claro, un poeta. Bordonear, ¡cuántas veces hemos visto no sólo a los abejorros, sino a las mariposas, incluso a los pájaros que se colaron bordoneando, tentando los cristales para salir de la casa! Bordonear, ¡qué palabra más hermosa!



Mariposa Pavo Real (Inachis io) bordoneando el cristal de una ventana de la galería/ Aceytuno

Esta entrada forma parte del Diccionario Aceytuno de la Naturaleza. Si quieres aportar tu palabra, participa en este formulario.

Ver también:
¿Sueñan las abejas eléctricas con miel de romero?
La mariposa con alas de cometa
Apadrinamiento, para mantener la biodiversidad

Compartir en