×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


El primer Premio Nobel de Medicina de la Historia

Emil Adolf von Behring era conocido como el salvador de los soldados por sus trabajos de inmunización frente al tétanos durante la I Guerra Mundial. En 1901 recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por descubrir un suero contra la difteria.

El primer científico que recibió este prestigioso galardón fue Emil Adolf von Behring en 1901 por descubrir un suero contra la difteria. Nacido el 15 de marzo de 1854 en Hansdorf, localidad de la antigua Prusia Oriental, que actualmente corresponde con Ławice en Polonia. Fue el mayor de 13 hijos del segundo matrimonio de un profesor de colegio.

Este científico descubrió, en 1890, la antitoxina del tétanos junto con el bacteriólogo japonés Shibasaburo Kitasato. Descubrieron que al inyectar el suero sanguíneo de un animal afectado por el tétanos a otro se genera inmunidad a la enfermedad en el segundo. Comprobaron que los animales inmunizados contra el tétanos presentaban esta cualidad porque debían disponer de alguna sustancia capaz de controlar la infección.

En 1891 trataron con suero a una niña enferma de difteria salvando su vida. Esto le hizo sospechar a Behring la existencia de unas sustancias, que llamó antitoxinas, que eliminaban las toxinas segregadas por las bacterias, lo que supuso un gran avance en el conocimiento de las defensas corporales.

Poco después hizo públicos los resultados de su trabajo sobre la aplicación del suero contra la difteria, en el que demostraba que el poder de resistencia a la enfermedad no reside en las células del cuerpo, sino en el suero sanguíneo libre de células.

Foto: Landau, Berlin. CC0 Public domain

Por este trabajo obtuvo el primer Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1901.En 1914 se fundó en Marburgo la compañía Behringwerke con el objetivo de desarrollar la investigación en el conocimiento y el tratamiento de las enfermedades infecciosas, tanto en humanos como en animales. El primer éxito de la compañía vino con el desarrollo de la inmunización frente al tétanos durante la primera guerra mundial, cuando a Behring se le dio el sobrenombre de "Salvador de los soldados".

Ver también:
¿Cómo es un día de trabajo para los científicos en el CERN?
Descubrimientos científicos del siglo XXI
Elinor Ostrom y Premio Elinor Ostrom