×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Claves para explorar Papúa Nueva Guinea

Papúa Nueva Guinea es un país de Oceanía que ocupa la mitad oriental de la isla de Nueva Guinea y una numerosa cantidad de islas situadas alrededor de esta. Comparte fronteras con Australia, las Islas Salomón e Indonesia, el único país de Oceanía con frontera terrestre, ya que son países limítrofes.

Papúa Nueva Guinea es uno de los países con más diversidad cultural del mundo, se han contabilizado hasta 848 idiomas distintos, de los cuales 836 siguen hablándose. Aún quedan muchas sociedades tradicionales y es un país escasamente poblado, sólo con 7 millones de habitantes en sus 460.000 km2.

Es uno de los países menos explorados, geográfica y culturalmente, y muchas especies de plantas y animales están aún todavía sin descubrir dentro del país. Papúa está dentro de la lista de países megadiversos.

Tiene un clima tropical, con monzón noroccidental de diciembre a marzo y monzón suroriental de mayo a octubre. No tiene grandes variaciones de temperatura a lo largo del año. Su terreno es muy montañoso con planicies en las costas. Se encuentra situado dentro del Cinturón de Fuego del Pacífico, eso provoca que el país soporte frecuentes sismos y maremotos.

Papúa Nueva Guinea es parte de la ecozona de la Australasia, que también incluye a Australia, Nueva Zelanda, Indonesia oriental y varias islas del Pacífico, incluyendo las Islas Salomón y Vanuatu.

Muchas especies de aves y mamíferos que se encuentran en Nueva Guinea tienen vínculos genéticos con las especies correspondientes que se encuentran en Australia. Una característica notable es común a ambos continentes: la existencia de varias especies de mamíferos marsupiales, entre ellos algunos canguros endémicos.

En Papúa Nueva Guinea todavía están presentes muchas familias de la flora del sur de la antigua Gondwana, de la que formaba parte con Australia, incluyendo coníferas, tales como la Araucaria.

Los bosques pluviales sufren de deforestación como consecuencia de una creciente demanda comercial por las maderas tropicales.

En las áreas más elevadas de la Cordillera Central se producen nevadas, algo raro en los trópicos.

Enlaces de interés