×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Una mina de hielo que desafía a la lógica

Ubicada en Pensilvania, esta mina de hielo fue descubierta en 1894 y presenta una anomalía geológica que, por ahora, la hace única: se congela en verano y se descongela en invierno.

La mina de hielo de Coudersport fue descubierta en 1894 por un buscado de plata gracias a que durante la primavera y el verano emana de su interior un brisa suave y constante de aire frío. Desde su descubrimiento, se utilizó para almacenar alimentos perecederos y otros materiales.

Se trata de un fenómeno de la geología que parece desafiar la lógica. Durante el invierno, la cueva permanece vacía; pero durante el verano, se llena de grandes cantidades de hielo. Los geólogos han propuesto diversas teorías para poder explicar este extraño proceso de congelación inverso. Sin embargo, ninguna de estas teorías ha conseguido demostrar las causas de forma concluyente, por lo que sigue siendo uno de los muchos misterios de la naturaleza.

Según la teoría principal, el aire caliente queda atrapado en las fisuras circundantes en la piedra durante el verano. Después, el aire frío fuerza el aire caliente fuera de la cueva durante el invierno, quedando atrapado en ella. Este aire caliente entrante derrite el hielo. Este aire, generado durante la primavera y el verano, expulsa al aire frío atrapado en la cueva durante el verano, repitiendo así el ciclo. Sin embargo, esta teoría permanece sin confirmar y la cueva se encuentra actualmente en estudio científico constante.

Es parte de la sección más al norte de los Montes Apalaches, montañas que se encuentran en la parte oriental de los Estados Unidos. Presenta numerosas fisuras superpuestas que rodean esta sección que forma parte de la antigua Formación Lock Haven. La cueva en sí es bastante pequeña, mide solo 2,4 metros de ancho, 3,1 metros de largo y 12,2 metros de profundidad.

El hielo se forma en formas y tamaños aleatorios, incluidos enormes carámbanos. Muchos carámbanos tienen hasta 0.9 metros de espesor y 7.6 metros de largo. Esta es la cueva de hielo más grande al este del río Mississippi.