Las colillas contaminan los océanos tanto como los plásticos

Un informe de Ocean Conservancy revela que las colillas de cigarrillos son la principal fuente de desecho que han encontrado en los océanos, incluso por encima de envoltorios, botellas, tapones y bolsas de plástico.

No solo contaminan las aguas con su presencia. Las colillas de cigarrillos también acaban en los estómagos de los peces al ingerirlas. Al hacerlo, consumen las toxinas que tienen las colillas. Además del daño a los ecosistemas oceánicos y a los peces, no está de más recordar que el ser humano, después, ingiere esos peces.

Según el informe de Ocean Conservancy, desde los años ochenta ha limpiado cerca de más de 60 millones de colillas y el número que todavía se encuentra en las aguas de los océanos supera al de cualquier otro tipo de residuo.

Las colillas poseen acetosa de celulosa, en esencia una forma de plástico, que resulta muy perjudicial para el medio ambiente. Porque los filtros tardan en descomponerse y, cuando lo hacen, liberan las sustancias contaminantes que han absorbido del humo: nicotina, arsénico, plomo… Elementos que acaban en los estómagos de los peces al consumir esas colillas, pensando que es alimento. Algo muy perjudicial para las especies marinas y, como decíamos, para el ser humano cuando consume pescado que ha podido ingerir esas sustancias.

Algunos datos

  • De los más de 5,6 billones de cigarrillos que se fabrican con este tipo de filtros, hasta dos tercios son arrojados al mar de forma irresponsable.
  • En España se consume, aproximadamente, 32.800 millones de cigarrillos y los filtros del 15% acaba en las playas.
  • Tardan una década en degradarse, pero en su proceso pueden ser ingeridos por los animales.
  • Cada colilla puede llegar a contaminar entre 8 y 10 litros de agua marítima, y hasta 50 litros de agua dulce.

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: