×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


El lago Baikal, un lugar para contemplar y estudiar

El lago Baikal es el lago con más volumen del mundo y el más antiguo. Posee la reserva de agua dulce más grande y pura del planeta.

El lago Baikal tiene forma de media luna y se encuentra en el interior de la rusia oriental, en la zona sur de la región de Siberia, cerca de Mongolia. Es considerado el lago más antiguo del mundo, dado que se calcula que tiene 25 millones de años. En invierno, su superficie se convierte en una enorme llanura blanca moteada por espectaculares montículos de hielo que presentan una transparencia muy particular y extraordinaria. En los meses más cálidos, se puede ver con claridad hasta 40 metros de profundidad.

20% del agua dulce del planeta

Su volumen es equivalente al del mar Báltico, lo cual hace del Baikal el lago con más volumen del mundo. Tiene más de 650 kilómetros de largo, 80 de ancho y en algunos tramos posee profundidades que alcanzan los 1.600 metros. Un total de aproximadamente 31.494 kilómetros cuadrados de superficie que contiene el 20% de las aguas continentales no heladas; esto es, del agua dulce del planeta.

De extender de manera uniforme toda esa agua, casi un cuarto del agua dulce del planeta, sobre su superficie, quedaría cubierto por 20 centímetros de agua. De hecho, se calcula que, si sus afluentes dejasen de aportar agua, el lago tardaría más de 400 años en vaciarse completamente. Si se vaciase por completo, pensando de manera teórica, se tardaría alrededor de un año en volver a rellenarlo uniendo todos los ríos del planeta.

Agua que no haría falta ni procesarla, dado a que es muy transparente y posee una alta calidad que se considera que es potable gracias a los microorganismos que habitan en ella y que la limpian.

El lago más antiguo

Se calcula que su edad oscila alrededor de los 25 millones de años. A lo largo de los siglos, ha sido un lugar considerado sagrado por los asiáticos, de ahí que a su alrededor se puedan encontrar tallas y partes de los edificios rituales de las tribus que peregrinaban al Baikal para investirse de su energía. Todavía se usan sus aguas, ricas en oxígeno y con escasa presencia de sales minerales, para algunos tratamientos médicos.

Flora y fauna

En el lago Baikal hay especies endémicas como la foca y el esturión del Baikal, el pez golomjanka y el cangrejo epishura (un animal diminuto fundamental en la cadena alimenticia, dado que filtra el agua a través de su organismo) y una extraordinaria biodiversidad: 1.600 géneros de animales y 800 vegetales que se han podido catalogar hasta el momento.

En su fondo…

…hay una pirámide compuesta de acero inoxidable con el escudo de Rusia. Se trata de uqn símbolo que conmemora la primera misión que consiguió llegar hasta el fondo del lago el 29 de julio de 2008, la de los batiscafos rusos Mir-1 y Mir-2.

Un extraño círculo

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) fueron los primeros en observar que sobre el agua helada se había creado una marca circular de unos 4,5 kilómetros de diámetro. Dejando de lado todo tipo de extrañas teorías, se cree este círculo oscuro podría estar compuesto por la convección del agua: el agua más cálida y menos densa asciende a la superficie, donde se congela de nuevo formando una fina capa de hielo. También puede deberse a emisiones de metano, que provocaron la ascensión de una masa de agua caliente en forma de remolino. Al tocar el agua caliente la superficie inferior de la parte helada fundió el hielo en forma de anillo.