×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Cuenca endorreica

Las cuencas endorreicas son áreas de terreno en las que el agua que cae o corre por ese lugar no tienen salida hacia otra cuenca fluvial, ni hacia el mar, ni por infiltración hacia capas de aguas subterráneas. Es un tipo particular de cuenca hidrográfica.

El agua que corre por este tipo de cuencas suele acabar recogida en lagos, lagunas o mares, dependiendo de su tamaño. Lagos y mares famosos de este tipo son el Mar Caspio, el antiguo Mar de Aral, el Mar Muerto, el Lago Titicaca o la Laguna Mar Chiquita.

Normalmente el agua de estos lagos sólo tiene salida por evaporación superficial, y por tanto suelen ser de agua salada, ya que las sales que aportan los ríos se acaban concentrando en el lago final. Estos lagos o lagunas pueden ser permanentes o estacionales, dependiendo del equilibrio entre aportaciones y evaporación.

Foto: La cuenca endorreica del altiplano andino
Autor: Jacques Descloitres, MODIS Land Rapid Response Team, NASA/GSFC [Public domain], via Wikimedia Commons

En algunos casos la acumulación de agua puede salir de la cuenca por un punto donde el nivel del agua rebasa el terreno que lo encierra o encuentra un punto de drenaje subterráneo por rocas permeables o fisuras. El Mar Negro fue una cuenca endorreica antes de que se uniera con el Mar Mediterráneo, durante la última glaciación el nivel del mar estaba 100 metros por debajo de la actual.

Ver también:
Desastre natural: desaparecen los lagos
Los mares
Laguna Mar Chiquita