Wiki Explora
Fundación Aquae > Albercones, el sistema hidráulico de La Alhambra de Granada

Albercones, el sistema hidráulico de La Alhambra de Granada

Compartir en
La construcción de la Alhambra estuvo unida a la necesidad de desarrollar un sistema hidráulico para agua que se basa en la Acequia del Sultán que desde el río Darro se encauza hasta la parte alta del Generalife al que abastece para, posteriormente, mediante un acueducto, entrar en la Alhambra.

Entre las fincas de explotación agrícola y ganadera, el Generalife era la más próxima a la Alhambra, con un palacio y grandes huertas en su interior. La acequia que las irrigaba corre paralela a las huertas.

Los Albercones son un conjunto de elementos que permitían satisfacer las necesidades de regadío de otras huertas de los alrededores. Se construyó una derivación de la acequia principal, por medio de una galería perpendicular subterránea, un profundo pozo, una noria y una gran alberca. El objeto de esta construcción era llevar el agua hasta las zonas más meridionales, para lo que era necesario conducirla hacia la zona más elevada de la finca.


Foto: Canal y fuente de salida del pozo al Albercón de las Damas, en la Alhambra, CC0 Public Domain

La galería subterránea finaliza en un pozo bajo un torreón, denominado de las Damas, construido para protegerlo así como para albergar la noria que subía el agua desde la Acequia Real. Andenes de ladrillo rodean a la alberca, junto con una escalera para acceder a una terraza que debió disponer de un mirador o pabellón sobre el Albercón.

Con la moderna recuperación de la Alhambra y de sus valores patrimoniales, en 1926 se construyó un nuevo Albercón junto al nazarí para aumentar la presión de agua en todo el circuito y ya en la década de los sesenta del siglo XX, con el desarrollo del turismo, se hizo necesario construir un tercer Albercón.

Ver también:
Fundación Aquae lucha contra el cambio climático en Granada
Ruta de los Aljibes de Granada
Alhambra, Generalife y Albaicín de Granada

Compartir en