×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


¿Qué dicen las nubes del cambio climático?

El inicio del Cambio Climático suele situarse con la Revolución Industrial. Saber cómo era el clima antes de esa fecha nos puede ayudar, no solo a realizar comparativas sobre el proceso de calentamiento global y sus efectos, sino también para poder buscar soluciones de cara al futuro.

 

De lo anterior surge el proyecto CLOUD (Cosmics Leaving Outdoor Droplets) cuyo objetivo es entender cómo se forman las nubes. Porque, como indica Héctor García, físico del CERN y creador del canal de YouTube “Centripetas”, “el proceso de formación de las nubes no está del todo entendido. A lo mejor los rayos cósmicos tienen cierta influencia”. Por su parte, Andrea Santamaría, física del CERN, afirma que el CLOUD “estudia los efectos de cómo se crean las nubes y los efectos de los aerosoles”. Esta es la primera vez que se utiliza un acelerador de física de alta energía para estudiar ciencias atmosféricas y climáticas.

Los rayos cósmicos están cargados de partículas que bombardean la atmósfera terrestre desde el espacio exterior. Los estudios sugieren que pueden influir en la capa de nubes ya sea a través de la formación de nuevos aerosoles (pequeñas partículas suspendidas en el aire que pueden crecer para formar semillas para las gotas de nubes) o al afectar directamente a las nubes. Las nubes ejercen una fuerte influencia en el balance energético de la Tierra; y los cambios de sólo un pequeño porcentaje puede tener un efecto importante en el clima.

En el proyecto CLOUD están implicadas 17 instituciones y universidades internacionales con el objetivo de verificar la hipótesis de que la actividad de los rayos cósmicos sobre la atmósfera terrestre podría ejercer una importante influencia sobre la formación de nubes. Las conclusiones de este experimento, debido a la gran importancia de lo que estudia, podría ayudar a la vida cotidiana de los ciudadanos de los países industriales y sus posibilidades, dado que dejarían de sentir en gran medida los efectos del cambio climático, ya que los resultados contribuirán mucho a nuestra compresión sobre los efectos de los aerosoles en las nubes y su afecto sobre el clima.