×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Un bosque compuesto por un solo árbol: el baniano

Se trata de un bosque muy singular que cubre más de 19.000 m2 en la reserva forestal de Kadiri, en la región del estado indio de Andhra Pradesh, y que está compuesto por un solo árbol.

Si vemos una imagen aérea de la reserva forestal de Kadiri, veremos una gran masa frondosa, como si esos 19.000 m2 estuviesen cubiertos de centenares de árboles. Y, sin embargo, tan solo es uno. Se trata de un árbol conocido como Thimmamma Marrimanu y perteneciente a los llamados banianos o higueras de Bengala (ficus benghalensis), una especie endémica de Bangladés, India y Sri Lanka.

¿Qué es un baniano?

Son árboles que se desarrollan de una manera poco convencional: de arriba abajo. Sus semillas germinan en el interior de las grietas de la corteza de otro árbol. A partir de ahí, van creciendo hasta que sus raíces forman un pseudotronco que con el paso del tiempo devoran al árbol que ha servido como huésped, expandiéndose de manera lenta hasta crear una amalgama de ramas y troncos de gran tamaño y extensión. Las ramas se extienden de forma horizontal, creando, a su vez, nuevas raíces que debido a la gravedad terminan tocando la tierra y formando otros troncos suplementarios.

Este ejemplar de Thimmamma Marrimanu tiene una copa que cubre 19.107 m2, de ahí que parezca conformar un auténtico bosque y haya sido inscrito en el libro Guinness de los Records como uno de los especímenes arbóreos más grandes del mundo.

Aún sigue creciendo debido a que se encuentra solo en una zona llena de campos agrícolas y rodeado por escasa, o nula, competencia arborícola, lo cual ayuda a que sus 4.000 extraordinarias raíces sigan extendiéndose por todos los alrededores y en todas direcciones.

Un árbol muy importante para la India

Se trata de un árbol tiene gran relevancia debido a su aspecto religioso. Está considerado el árbol nacional de la India y algunas de sus partes se relacionan con dioses del hinduismo: las raíces, con Brahma (dios creador y representado con cuatro cabezas de barbas blancas, cuatro brazos y piel roja); el tronco, con Visnú (dios preservador, representado con piel azulada y cuatro brazos); y, las hojas, con Shiva (dios destructor, representado como un yogui en meditación profunda)

De esta manera, el árbol forma la Trimurti o las 'Tres formas' de la mitología hinduista: creación, conservación y destrucción del universo.

Bajo sus ramas se ubica un templo dedicado a Thimmamma, quien cuenta la leyenda se habría inmolado en ese lugar al morir su esposo en 1434. Además, se cree que el árbol creció justo en el lugar donde se levantó la pira funeraria, de uno de sus troncos. En tal caso su edad rondaría los 550 años.

Por otro lado, la tradición de la zona sostiene que aquellas parejas que no tienen hijos y que acudan al templo, concebirán al cabo de un año. Algo que ocasiona que se haya convertido en lugar de peregrinaje en busca de esa bendición. Por el contrario, quien corte una de sus hojas, será receptor de una gran maldición.