×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Un camarón prehistórico de casi dos metros

La vida prehistórica en los océanos sigue siendo un terreno para los descubrimientos. Un ejemplo es el Aegirocassis benmoulaeo, una especie de camarón gigante de casi dos metros que fue identificado a partir de un fósil encontrado en Marruecos.

El Aegirocassis benmoulae fue identificado a partir de un fósil encontrado en Marruecos. Se trata de una especie de artrópodo gigante que alcanzaba los casi dos metros de tamaño, el cual lo soportaba gracias a que rozaba con la superficie de los océanos cuando buscaba plancton. Esto convierte a esta especie en uno de los artrópodos más grandes descubiertos y, posiblemente, como la primera especie en alimentarse por filtración.

Un camarón gigante

Esta especie descubierta, pertenece al grupo de depredadores prehistóricos situados en la parte superior de la cadena alimentaria, y que reciben el nombre de anomalocarididos. Estas criaturas llegaron a medir entre medio metros y dos metros de largo y tenían cuerpos segmentados y espinosos. La mayoría usaba dos estructuras espinosas como extremidades frontales para arrebatar y matar gusanos y otras presas.

Estos primeros antepasados ​​de crustáceos, insectos y otros artrópodos modernos dominaron los mares a lo largo de los períodos cámbrico y ordovícico, hace 540 a 480 millones de años. Aegirocassis benmoulae parece ser que fue uno de los últimos anomalocarididos.

 

Una diferencia clave

Esta especie encontrada parece diferir de los anomalocaridios típicos en una forma clave: aunque la mayoría eran cazadores, el Aegirocassis benmoulae parece haber utilizado un alimentador de filtro en forma de canasta en la cabeza para atrapar el plancton. A pesar de la diferencia, se trata de una forma similar a las bocas de de plancton de las ballenas barbadas modernas, lo que indica que las dos especies presentaban modos similares de alimentación, aunque los desarrollaron por separado.

Anteriormente, se habían descubierto anomalocarididos de alimentación por filtro más pequeños y antiguos, pero el Aegirocassis benmoulae es sustancialmente más grande. Probablemente se deba a la abundante comida durante el período Ordovícico, durante el cual se vivió un crecimiento explosivo en el plancton y, en consecuencia, evolucionaron muchos tipos nuevos de alimentadores de filtro.