×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024


Descubre todos los detalles acerca del biodigestor

La concentración de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero aumenta. Entre las medidas que pueden contribuir a la reducción de las emisiones y la mitigación del cambio climático están los biodigestores. Te explicamos qué es un biodigestor y cómo funciona.

Hoy en día, existen soluciones que han demostrado su efectividad al reducir la huella de carbono de la industria agropecuaria. Los biodigestores son una de las más destacadas.

Según la FAO, la agricultura y la ganadería, junto con la deforestación, generan la tercera parte de los gases de efecto invernadero a nivel mundial. Al mismo tiempo, gran parte de las emisiones del sector provienen de la fermentación del estiércol y del uso de fertilizantes.

La mayoría de los expertos en temas ambientales coinciden en que la concentración de dióxido de carbono y otros gases que producen un efecto invernadero ha aumentado en años recientes a causa de las actividades humanas.

Este fenómeno, a su vez, es responsable del calentamiento global y los problemas subsecuentes, que incluyen períodos de sequías más largos e intensos, huracanes más peligrosos, aumento en el nivel del mar por el derretimiento de glaciares y cambios en los ecosistemas que afectan la vida animal y vegetal.

Si bien la situación actual es preocupante, estamos a tiempo de revertirla. Entre las medidas encaminadas para reducir las emisiones de CO2 están la reutilización de productos y el uso de fuentes de energía renovables. Pero ¿cómo funciona un biodigestor? ¿Es eficiente? Veamos.

¿Qué es un biodigestor?

Un biodigestor es un contenedor cerrado de forma hermética que contiene materia orgánica procedente de vegetales y carne en descomposición, y de excremento humano o de animales. Un grupo de microorganismos presentes en los desechos orgánicos producen una reacción conocida como fermentación anaeróbica. Como resultado, se obtienen dos productos útiles para el ser humano.

El primero es el biogás, una mezcla de gases con un elevado contenido de metano. Puede emplearse para cocinar, en sustitución de otros combustibles como el gas propano, la leña y la electricidad. La llama de un quemador alimentado por esta clase de gas tiene un color azul.

Además, unas cuantas modificaciones en ciertos equipos convierten el biogás en una fuente de energía para lámparas de camisa de asbesto, motores de combustión, bombas de agua y generadores.

biodigestor

El segundo producto de la digestión de materia orgánica es el biabono. Se trata de un excelente abono y acondicionador del suelo con una alta concentración de nutrientes esenciales para el buen desarrollo de las plantas. Estos incluyen nitrógeno, fósforo, potasio y microelementos.

Otros beneficios del biabono tienen que ver con su capacidad para ajustar el nivel del pH del suelo a niveles óptimos, mejorar el drenaje de suelos arcillosos y aumentar la adherencia de las partículas de suelos arenosos, lo que contribuye a disminuir la erosión.

Por otro lado, no hace falta esperar varios días a que se oxigene y libere el ácido sulfúrico que pueda contener, como ocurre con otros abonos naturales. Se puede usar tan pronto salga del biodigestor.

Por si fuera poco, los biodigestores constituyen una solución ambiental que permite eliminar la contaminación que producen los desechos orgánicos en las aguas subterráneas, así como eliminar los malos olores y la proliferación de moscas y otros organismos causantes de enfermedades.

¿Cómo funciona un biodigestor?

El sistema consta de cinco partes:

  • Cámara de carga. Se trata de un pequeño depósito donde se coloca la materia orgánica que alimenta el reactor.
  • Reactor. Es el digestor propiamente dicho, un tanque alargado que se sitúa bajo tierra. Allí es donde se descomponen los desechos. Está conectado a las cámaras de carga y de descarga por dos extremos diferentes.
  • Cámara de descarga. Colocada a menor altura que la cámara de carga, recibe los residuos provenientes del reactor, los cuales pueden utilizarse como abono y acondicionador del suelo.
  • Cubierta de plástico. Se coloca por encima del reactor y cumple dos funciones: impedir la entrada de aire al interior y evitar la fuga del gas producido.
  • Tubería. Conduce el gas que se produce en el reactor. Cuenta con una válvula de seguridad que impide que la presión al interior de la cubierta plástica rebase los niveles permitidos. Este dispositivo también expulsa el agua que se condensa en la tubería.
  • Llave de paso. Regula la salida del gas.

Existen diferentes tipos de biodigestores: de flujo discontinuo, semicontinuo, continuo y familiar. La elección del modelo adecuado varía de acuerdo con su finalidad y el presupuesto de sus usuarios. Por ejemplo, puede utilizarse como equipo de eliminación de desechos animales en una granja, herramienta de saneamiento de una comunidad o, como ya se comentó, como generador de combustible en una cocina.

El tiempo requerido para que las bacterias digieran la materia orgánica está directamente relacionado con la temperatura. En ambientes que promedian 30 °C, se necesitan 10 días. Por su parte, hace falta esperar 25 días a 20 °C; 55 días a 10 °C. Por esta razón, el tamaño de la cámara del reactor varía de acuerdo con el clima del lugar.

Los biodigestores constituyen una alternativa económica y efectiva en comunidades rurales de todo el mundo. Permiten satisfacer la demanda energética de estas poblaciones y proporcionan un medio adecuado para manejar los residuos de humanos y animales. En resumen, son una alternativa factible para hacer frente al calentamiento global.

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de "Política de cookies".

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: