×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


Una misteriosa “piscina” de agua hirviendo en el interior del cráter de un volcán en Hawaii

Por primera vez en la historia, desde que se tienen registros, se ha descubierto un estanque de agua dentro del cráter de la cumbre del volcán Kilauea en Hawai, lo cual podría indicar un cambio hacia una fase más explosiva en futuras erupciones.

Este estanque o piscina de agua, en el interior del cráter Halema'uma'u, en el volcán Kilauea de Hawái, fue visto por primera vez a finales del pasado mes de julio cuando un helicóptero que recolectaba datos sobre el volcán sobrevoló el cráter tomando imágenes. En una de ellas se apreciaba una especie de parque verde en su base que parecía agua. Algo que resultaba inusual dado que era la primera vez que aparecían indicios de este elemento en este volcán.

Un estanque inusual en crecimiento
Pero lo cierto es que se encuentra y parece que está creciendo, pudiendo alcanzar los 60 metros de profundidad. Lo que no saben los científicos es de dónde puede provenir esta agua hirviendo en el cráter Halema'uma'u, pero las primeras impresiones apuntan a que podría estar relacionado con las erupciones producidas en 2018, cuando hubo varios eventos de colapso en el volcán.

Desde que se vio por primera vez, los científicos han estado observando la piscina. Inicialmente, era aproximadamente del tamaño de una camioneta, pero el nivel del agua ha estado subiendo. Jim Kauahikaua, geofísico del HVO (Hawaii Volcano Observatory), ha declarado que "desde que se observó el agua por primera vez, el nivel del agua ha aumentado constantemente, por lo que sospechamos que seguirá haciéndolo”.

Su posible origen: las erupciones de 2018
Halema'uma'u es un cráter activo en el interior del volcán Kīlauea, el volcán más peligroso de los Estados Unidos, según la Evaluación Nacional de Amenazas Volcánicas del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) de 2018. El año pasado, hubo un evento eruptivo en Kilauea que comenzó en mayo y terminó en agosto. Durante este tiempo, más de 3.400 metros cuadrados de tierra estaban cubiertas de flujos de lava, con cientos de casas destruidas. A principios de 2018, el cráter Halema'uma'u se encontraba lleno de lava, sin embargo, a medida que la erupción en Kilauea continuó, este se drenó, con eventos de colapso que tuvieron lugar hasta el 2 de agosto.

Kauahikaua asegura que no saben bien de dónde puede proceder el agua, pero todo indica a que puede estar relacionado con estas erupciones: "las evidencias apuntan, hasta el momento, a que el lago es parte de una capa freática ascendente, posiblemente recuperándose de la depresión por los colapsos de 2018".

Esta especie de piscina está extremadamente caliente, y se observa vapor saliendo de la superficie del agua. "Obtuvimos una temperatura de aproximadamente 70°C usando una cámara térmica, pero eso es probablemente un mínimo debido a la absorción atmosférica de energía térmica entre el lago y la cámara", dijo Kauahikaua.