Una plataforma web para saber cuánto agua dulce hay en la Tierra

Descubre una plataforma web que permitirá monitorizar el agua dulce existente en la Tierra.

La Comisión Europea, Naciones Unidas y Google han presentado una innovadora plataforma web que permitirá monitorizar toda el agua dulce existente en la Tierra. Se trata de una herramienta gratuita que será accesible a todo el mundo. Ofrecerá al usuario acceder a un conjunto de datos globales alrededor del agua a los que hasta ahora no podía.

Cómo funciona el proyecto

El proyecto abarca, por ahora, tan solo el agua dulce, dado que se pierde a un ritmo extremo; la plataforma web permitirá el poder llevar a cabo mediciones y controles sobre los aumentos y disminuciones de los caudales. Además, pone al servicio de todos los usuarios la posibilidad de observar dónde y cómo se encuentra el agua dulce. Es decir, la aplicación posee un aspecto divulgativo e, incluso, didáctico.

Los tres organismos compartirán sus bases de datos, así como su conocimiento científico ambiental, para poder localizar todos los ecosistemas de agua dulce. Esto permitirá poner en marcha acciones y proyectos para hacer cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6. Este objetivo garantiza la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

La importancia de la sinergia

Así, gracias a la unión de los datos surgido de los estudios y análisis de las Naciones Unidas, junto a la avanzada tecnología satelital de Google, la plataforma mostrará de manera directa y en tiempo real la huella ambiental del ser humano en la Tierra. También pondrá de relieve cómo el agua potable está desapareciendo en determinadas zonas. De esta manera facilitará la acción en dichos lugares.

Todos los estados miembros de las Naciones Unidas tendrán acceso a la plataforma web y a sus actualizaciones permanentes gracias al uso de Global Surgace Water Explorar. Se trata de un algoritmo de minería de datos que posee treinta y cinco años de historia del agua con actualizaciones mensuales. Las tres partes involucradas han empleado más de diez millones de horas de computación, con más de diez mil computadores trabajando de manera paralela. Han realizado un trabajo que, sin los datos compartidos, habría sido prácticamente inviable.

Pincha en la imagen para ir a la aplicación.

La necesidad del proyecto

El agua dulce es un recurso natural renovable y variable, pero finito. El agua dulce solo se puede reponer mediante el proceso del ciclo del agua. Como sabemos el agua de los mares, lagos, bosques, tierra, ríos y embalses se evapora, forma nubes y regresa como precipitación. El problema viene cuando se consume más agua dulce a través de las actividades humanas de la que se restaura naturalmente. Esto puede resultar en una menor disponibilidad de agua dulce de fuentes superficiales y subterráneas y puede causar serios daños a los entornos circundantes y asociados. Gracias a la plataforma web sabemos que el agua dulce y no contaminada representa el 0,003% del agua total disponible a nivel mundial.

El aumento de la población mundial y uso de agua per cápita ejercen una presión creciente sobre la disponibilidad de este recurso finito. El Banco Mundial agrega que la respuesta de los ecosistemas de agua dulce a un clima cambiante puede describirse en términos de tres componentes interrelacionados. Los enumera en: calidad del agua, cantidad o volumen de agua y tiempo del agua. Un cambio en uno a menudo conduce a cambios en los demás también.

Situación actual y futuro

La contaminación del agua y la eutrofización subsiguiente también reducen la disponibilidad de agua dulce. Muchas áreas del mundo ya están experimentando estrés por la disponibilidad de agua (o escasez de agua). Debido al ritmo acelerado de crecimiento poblacional se espera que esta situación continúe empeorando.

Una escasez de agua en el futuro sería perjudicial para la población humana. Afectaría a todo, desde el saneamiento hasta la salud en general y la producción de cereales. Por eso es tan necesario la realización de proyectos globales (como esta plataforma web) que ayuden a frenar el cambio.