Fundación Aquae > Semillas de esperanza

Semillas de esperanza

El tronco del árbol yacía, despojado de su esencia, en el agobiado suelo del bosque. Había entregado todo, sutilezas de vida aún recorrían sus anillos seccionados. La batalla había sido perdida. Sus raíces se aferraban sin fuerzas a la tierra que hasta hace un instante le pertenecía. Sin embargo junto a él, una semilla se arriesgaba. Se abría paso entre las partículas dolidas y tan solo ese intento de seguir perteneciendo ya era un milagro. Tal vez la batalla todavía podía ser ganada.
Andrea Viveca Sanz