Reyezuelo: el rey de las aves pequeñas

El reyezuelo listado es, junto al sencillo, el ave más pequeña y ligera de Europa. Pero su fino canto, su variado colorido, su cresta de fuego y su carácter vivaracho se encargan de atraer las miradas de una especie que se pasea por las copas de los bosques caducifolios y de coníferas.

Con su escasa envergadura (9 cm y tan solo 6 gramos de peso), parecería que el reyezuelo tiene poco que ofrecer y por lo que atraer la atención. Sin embargo, esta ave, la más diminuta de Europa junto al reyezuelo sencillo (del que se diferencia por su ceja ancha), lo sabe compensar con su alegre carácter, su particular canto y su llamativo colorido.

El reyezuelo tiene un fino canto y un variado colorido

Este ‘pequeño rey con fuego en la cabeza’, como indica su nombre latino (regulus ignicapilla) por su corona roja (en el caso de los machos) o amarilla (en el de las hembras), presenta un característico dorso verde brillante con manchas ocres, que contrasta con sus alas oscuras. Con este colorido se pasea en su vuelo por las copas de los bosques caducifolios y de coníferas, vivaracho y ligero, atrapando arañas e insectos.

Escuchar al reyezuelo cantando te hace recordar a algunas de las voces que alcanzan las notas más agudas en un espectáculo musical. Este característico canto, generado a partir de una nota fina y aguda, larga, seguida de dos o tres notas lo repite con una intensidad creciente hasta finalizar en un bello trino.

¿Qué come el reyezuelo listado?

En su dieta diaria incluye también otras especies como polillas, pulgones, abejas, avispas, orugas y escarabajos, entre otros, que complementa con frutos carnosos.

¿Dónde habita el reyezuelo?

Esta especie de ave se distribuye principalmente por zonas frescas y húmedas de la Península Ibérica, sobre todo en la mitad norte. Es habitual su presencia en Galicia, Sistema Ibérico, Pirineos, Sistema Central o Cordillera Cantábrica, de igual modo a como sucede con el mirlo acuático. En la mitad sur, por su parte, su presencia se restringe únicamente a zonas montañosas. A ello hay que sumarle el hecho de que también está muy extendido en las islas Baleares.

Su número siempre se reduce notablemente con la llegada del frío propio del invierno, aunque con la subida de temperaturas logran restablecer sus efectivos. En los últimos tiempos es una especie que se ha visto beneficiada por la recuperación de las masas forestales españolas.

La nidificación del reyezuelo listado se produce por norma general en coníferas. Sin embargo, en ocasiones tiene lugar en caducifolias, trepadoras o arbustos. Tanto machos como hembras construyen un nudo realmente complicado, compuesto por telas de arañas, plumas y musgo.

A nivel mundial, el reyezuelo se distribuye por el Paleártico occidental y se extiende por Europa central y meridional, Asia Menor y el noroeste del continente africano.

¿Cómo se reproduce?

El periodo de cría de esta audaz especie se extiende durante el segundo trimestre del año. En concreto, la puesta consta de 7 a 12 huevos de pequeño tamaño y color blanco o crema. A su vez, la incubación se prolonga entre los 14 y 16 días, siendo responsabilidad exclusiva de la hembra.

Los pollos pueden realizar sus primeros vuelos a partir de los 22 días y se independizan cuando alcanzan su primer mes de vida. Hasta entonces son cuidados y alimentados por ambos progenitores.