Reserva de la Biosfera de Terras do Miño

La Reserva de la Biosfera Terras do Miño se extiende por más de 360.000 hectáreas y 26 municipios en la cuenca alta del Río Miño, en la provincia de Lugo, Galicia. Incluye dos Lugares de Interés Comunitario (LIC) y está incluida dentro de la Red Natura 2000.

La Reserva de la Biosfera Terras do Miño fue la primera Reserva de la Biosfera declarada en Galicia (2002). Es la segunda más grande de la península Ibérica. La población cercana más importante es Lugo.

Incluye 26 municipios integrados en la Cuenca Alta del río Miño: Ourol, O Valadouro, Muras, Alfoz, Mondoñedo, Abadín, Xermade, Vilalba, A Pastoriza, Riotorto, Guitiriz, Cospeito, Meira, Begonte, Rábade, Castro de Rey, Outeiro de Rey, Pol, Lugo, Friol, Castroverde, Guntín, O Corgo, Pelea, O Páramo y Láncara, ocupando el 39% de la provincia de Lugo, con una superficie total de 363.668 ha, constituyendo una de las Reservas de la Biosfera más pobladas de España.

El río Miño y la sierra del Gistral –serra do Xistral en gallego- forman las Terras do Miño. El núcleo donde se atesoran los ecosistemas más valiosos: riberas y turberas, respectivamente. Las aguas del río Miño discurren lentamente por un terreno muy llano, que lo hace inundable, entre bosques de ribera caducifolios. En su curso hay islotes que con la vegetación de carrizos, juncos y espadañas, crean el hábitat perfecto de refugio a la gran variedad de aves acuáticas invernantes, que son las que le dan importancia a este espacio natural.

Foto: Turismo de Galicia

Lugo, la ciudad de las Terras do Miño

La ciudad de Lugo cuenta con una muralla romana única en el mundo, ya que conserva íntegro su perímetro. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Lugo es una ciudad del noroeste de España en la comunidad autónoma de Galicia. Es la capital de la provincia de Lugo. El municipio tenía una población de 98.025 en 2018, lo que la convierte en la cuarta ciudad más poblada de Galicia.

El pueblo se encuentra en una colina rodeada por los ríos Miño, Rato y Chanca. La diferencia de altitud entre el centro de la ciudad y las orillas del río es considerable: el primero se encuentra a una altitud de 465 metros sobre el nivel del mar, mientras que el Paseo del Río Miño se encuentra a una altitud de solo 364 metros.

El municipio de Lugo es el segundo más extenso de Galicia, con 329,78 kilómetros cuadrados y 59 parroquias. El contorno de la ciudad son las llamadas Terras do Miño. Como sabemos, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO el 7 de noviembre de 2002, siendo este el reconocimiento más importante a nivel internacional en cuanto a la conservación de los paisajes y hábitats de esta región atlántica europea.

Clima del Miño

Las Terras do Miño tienen un clima oceánico húmedo con veranos más secos, Cfb en la clasificación climática de Köppen. Aunque también podría clasificarse como un clima mediterráneo suave (Csb) dependiendo del umbral de precipitación de verano favorecido. Debido a su lejanía del Atlántico, su precipitación anual es de 1.084 milímetros. Puede considerarse baja en comparación con zonas de las Rías Baixas y Santiago de Compostela. La temperatura más alta registrada en la historia, 39,6 ° C, ocurrió en agosto de 1961. La temperatura más baja fue -13,2 ° C en febrero de 1983.

La zona de las Terras do Miño se ha dividido en más de 54 pueblos: Adai, Bacurín, Bascuas, Bazar, Benade, Bocamaos, Bóveda, O Burgo, Calde, Camoira, Carballido, Coeo, Coeses, Cuíña, Esperante, Gondar, Labio, Lamas, Lugo, Mazoi, Meilán, Monte de Meda, Muxa, Ombreiro, Orbazai, O Outeiro das Camoiras, Pedreda, Pías, Piúgos, Poutomillos, Prógalo, Recimil, Ribas de Miño, Romeán, Rubiás, Saa, San Mamede dos Anxos, San Martiño de Piñeiro , San Pedro de Mera, San Román, San Salvador de Muxa, San Xoán de Pena, San Xoán do Alto, San Xoán do Campo, Santa Comba, Santa María de Alta, Santa Marta de Fixós, Santalla de Bóveda de Mera, Santo André de Castro, Soñar, Teixeiro, Tirimol, Torible, O Veral, Vilachá de Mera.

La ciudad de Lugo tiene una media de seis días de nieve al año. Esto contrasta con las ciudades costeras de Galicia que no han recibido nieve en los tiempos modernos.