Fundación Aquae > Punto de no retorno

Punto de no retorno

Vuelve a pedirme que le empuje el DeLorean con la máquina del tren hasta el barranco. Es la tercera vez que me lo pide y ya estoy harto. No habrá una cuarta… No puede ser que Marty regrese a 1885 cada vez que tiene problemas con su novia… No. Que yo vivo muy bien en el siglo XIX y aquí tengo familia y un prestigio de genio loco y despistado. No voy a arriesgar eso con estos jueguecitos… Por eso he quitado esa pieza del DeLorean. Y por eso ahora le empujo, con más carbón que nunca en la caldera.

Javier Revilla Cuesta