Fundación Aquae > Problemas maritales

Problemas maritales

Ocurrió que, antes de concluir su última sesión de terapia de pareja, Agua decidió marcharse porque Hombre no tenía la intención de cambiar.

¡No quiero saber de ti!, sentenció Agua.

¿Lo ve?, dijo Hombre al terapeuta, siempre es lo mismo. ¡No la soporto!, que no tires esto aquí, que no arrojes esto al…

Y antes de que añadiera algo más, Agua salió del consultorio convencida de que con Animal estaría mejor. A su espalda Hombre se desvaneció.

Pobre, dijo Mundo, el terapeuta, pero él se lo buscó.
Jesús Guerra Medina