fbpx
Fundación Aquae > Naturaleza incomprendida

Naturaleza incomprendida

Como si de pena se hubiera marchitado, la rosa de la vitalidad resucitó, ante la carcajada sincera e inocente de mi hijo. Aquel hecho no pasó desapercibido para mí, que noté como alrededor de la espabilada flor, la tierra comenzaba a verdear. Fascinado y con la ilusión de volver a sentir un mundo lleno de vida, ofrecí a mi pequeño el mayor espectaculo humorístico jamas interpretado. Carcajada a carcajada, flora y fauna se restauraron para siempre. Y mis lágrimas de alegria se conviertieron en riachuelos de esperanza, acabando con el sufrimiento de nuestro hogar.
1
Hola, ¿te podemos ayudar con algo?
Powered by
1
Hola, ¿te podemos ayudar con algo?
Powered by