Fundación Aquae > Escolio

Escolio

Era tarde en la noche. Se quedó absorto, tal vez demasiado tiempo. Cuando parecía casi dormido, tomó la pluma, la mojó en el tintero y escribió dos líneas. Se detuvo, como dudando, y volvió a escribir: “He encontrado una demostración realmente admirable, pero el margen del libro es muy pequeño para ponerla.”
Cerró el libro, contempló todavía un poco más la hermosa cubierta de la Arithmetica de Diofanto, volvió a tomar la pluma, la llevó al tintero, la sacó seca, pensó que en la mañana habría que comprar tinta y se fue a dormir.