fbpx

Alfa

Los cuatro amigos estábamos tan a gusto junto a la multitud, que cuando supimos que seríamos exilados, sentimos una inmensa tristeza. La expulsión se produjo a tan altísima velocidad que nos aterrorizó ver cómo nos acercábamos a un enorme muro dorado. Sin embargo pronto vimos cómo se abrían inmensos huecos entre esferas que nos eran familiares, y que con algo de suerte supimos sortear. Solo al pasar rozando una de ellas nos desviamos unos grados. Tras escapar del bosque atómico volamos libres hasta que topamos con una pantalla de sulfuro de cinc en la que provocamos un enorme destello.
1
Hola, ¿te podemos ayudar con algo?
Powered by
1
Hola, ¿te podemos ayudar con algo?
Powered by