Leyendo leyendas científicas

AAB511256

 

Inspiradísimos en Ludópolis y en los casi mil años entre esa historia, inferimos que toda la vegetación fuera de las cúpulas del año 3006 se originó en las raíces que sobrevivieron después del gran efecto dominó ocasionado por negligencia mil años antes. 

Los colores fosforescentes de las plantas eran por los residuos de un combustible fósil muy importante para la vida de esa época y casi todos los desechos lo tenían en su composición. Algunos eran tan persistentes que aún no se descomponían. Analizándolos descubrimos la principal causa del calentamiento global de ese momento.

Nuevo Mundo

FERRO

Tomaba varillas de cristal y las introducía en el fuego. Luego extraía de ellas pequeños filamentos que volvía a meter al fuego…¡hasta conseguirlo! Había visitado arcaicos laboratorios. Había consultado a alquimistas y boticarios. Aprendió la Ciencia Antigua, pero, Innovó ¡Esa fue la clave!  Y llegó a ser el primero en descubrir un mundo nuevo y oculto de criaturas extrañas y diminutas con las que, sin embargo,  habíamos  compartido, sin saberlo y desde el inicio de los tiempos, nuestro Planeta.

 El comerciante de paños holandés, a mediados del siglo XVII, fue el primer gran innovador en la Ciencia.

Contoneos trigonométricos

Blanca María

 

Caí al pozo porque la maldita función de onda me puso la zancadilla. Arriba, a lo lejos, se veía el nivel E0. En un intento de alcanzarlo me puse a saltar como un loco pero mis pies no se desplegaron del suelo.  En lo alto, la función de onda se revolcaba de la risa. Alentadas por las carcajadas, varias funciones se congregaron entorno al escalón. Todas querían ver el espectáculo que estaba dando y, a empujones, se disputaban la primera fila. Dos funciones cayeron sobre mí elevándome al nivel E. Con andares sinuosos me alejé de allí.

Lo que Manuel Lavanda

Javier

Lo que Manuel Lavanda no sabía era que, a nivel atómico, la materia es anecdótica; moverse supone nadar en la nada, flotando, como un hipocampo beodo. A nivel atómico el agua ni moja ni calma la sed, los electrones no piden permiso para el paso y los fotones son perdigones invisibles que explotan en tu espalda. Inoperante, desesperado y al borde del fracaso. Es una lástima. Disminuir tantísimo de tamaño no le ayudaría a reparar el chip de su cámara fotográfica. No podría ganar el certamen de fotos. No podría, por primera vez, impresionar a su frío y distante padre.

Ecuaciones

Miguel Ángel

Nos conocimos en un chat para los amantes de las matemáticas. Tras algunas trivialidades empecé yo con esta ecuación que explica la propagación de la onda, más que nada por saber si andábamos en la misma: 

(∂^2 u)/(∂t^2 )=c^2  (∂^2 u)/(∂x^2 )

Ella respondió con la ecuación de los números imaginarios: 

i2 = -1

insinuando que no me hiciese ilusiones. Pero ese menos uno me resultó muy triste, así que le solté 

dS≥δǪ/Ƭ

que explica el poder de la materia para transformarse. 

¡Y así seguimos! Yo con la esperanza de que E=mc2 esté en lo cierto y la curvatura del espacio-tiempo termine por acercarnos.

Si trabajas en un laboratorio

Romano Montés

Si trabajas en un laboratorio de investigación avanzado, se supone, que tus compañeros serán mentes brillantes, despiertas, inteligentes… Entonces, ¿por qué me siguen llamando El Nuevo después de cinco años?

Reconozco que si mi padre me hubiera puesto un nombre normalito, en lugar de Kuxastriqommest7º todo seguido, con el séptimo incluido, podía tener la esperanza de no ser El Nuevo para siempre. Por cierto, qué curioso que “todo seguido” se escriba separado y “separado” todo seguido… En fin, ahí está Nueva York, Nueva Zelanda y no sé cuantos sitios más condenados a ser nuevos por los siglos de siglos…

Historia de amor intergaláctico

Yazz Karam

Estaba tan enamorado y era tan creativo, que encontró para reunirse con su amada un agujero de gusano con forma de corazón. 

Manuscrito encontrado

Yazz Karam

Manuscrito encontrado en la línea de Kármán

Soy una Adelantada, no puedo ofrecer pormenores, solo alertar a quienes fueron mis contemporáneos: Abran las mentes, examinen señales antiguas; ya poseen los fundamentos teóricos del multiverso,  no continúen enjuiciándolos de absurdos.

No hay dioses; existen Ellos desde el principio de Todo, siempre intentado legarnos su desarrollo científico. Su intelecto poderoso se rige por el amor. No son infalibles y esa no- perfección es más humana y convincente que todos los cultos, aunque a veces sucedan lances dolorosos: Lennon pereció porque una falla del circuito espacio-temporal, retrasó en cinco años al mensajero encargado de desviar el arma homicida…

El partido

Jara

Se desperezó. Se ajustó el batín de franela. Desayunó un pedazo de pan con mientras sentía como le rechinaban los dientes por el frío. Siempre se había jactado de ser un hombre de palabra y ni siquiera las peores circunstancias climatológicas le harían despreciar sus creencias. Había perdido la audición por negarse a tomar el antibiótico que le médico le había recetado y seguía dejando que el ciclo del sol condicionara sus horarios. La ciencia, ese invento del diablo, jamás entraría en su casa, se dijo mientras se preparaba para pasear cerca del bar del pueblo, quería ver el partido.

Clownciencia

Silvia

“Científicamente es inexplicable” escuché tras la puerta con mi roja nariz . Al entrar, un mar de risas como tabla de salvación.

Mártir

Fernando

Fue una inspiración: mi trabajo consistiría en analizar las características de penetración de la luz emitida por las cuásares a través de las nubes de gas de materia intergaláctica, constituidas básicamente por hidrógeno. No tenía muy claro  a dónde me iba a llevar esa investigación, pero me obsesionó. Gasté los millones ganados con la patente de mi medidor de fotones en montar un laboratorio, contraté científicos punteros y cuando estuvo todo preparado, me enteré que había una gente  que hacía lo mismo y, además, sabía para qué. Desmonté todo y me pegué un tiro. Ya soy como Stephen Hawking.

Presión instantánea

Paulo eraso

A estas primeras horas de la noche, un adulto se dispone a ascender a un tobogán y a mirar hacia la cúpula celeste. Se vislumbra el triángulo de verano, del mismo verano que seca las acequias. Deneb en Cisne, Altair en Aquila y Vega en el cénit, en Lyra, conforman esta belleza, que repentinamente ocultada por las concentraciones de vapor y al atravesar estas por una baja temperatura cuando, cuando definitivamente descendiendo al suelo y  en disposición de incorporarme estoy ya empapado con esta precipitación en forma de gotas llamada lluvia, a todas luces vaticinio de la necesidad.

configDate =
cookieDate =

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web, ofrecer una mejor funcionalidad y personalización. Consulta la política de cookies aquí para más información. Al hacer clic en Aceptar, aceptas todas las cookies. También puedes configurarlas como prefieras o rechazarlas pulsando en Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: