Remolino.

José

Un remolino. La vida: las hojas ocres recogen el color de los malos pensamientos. Los árboles eran parejos, con los dedos  entrelazados, y  vivían su savia cuando la lluvia aprendía en sus ramas las letras del abecedario. Y  recordaban sólo  amor corazón siempre nunca  cuando escribían cartas en el cabello de los vientos.

Nuestra ciencia

Nono Tito

– Gracias por tu ayuda hijo. De esa manera terminaremos más rápido el trabajo.

– Es que esta casilla para el perro está demorando bastante…

– Esa verdad, pero ten cuidado cuando utilizas el martillo, puedes lastimarte la mano.

– Descuida padre, siempre pensé que el martillo es como la ciencia.

– Explícame hijo…

– Su utilidad es asombrosa, pero puede tener efectos colaterales, como por ejemplo lastimarme al utilizarlo. Aunque quizás lo más grave sea su utilización errónea.

– ¿Y cómo es eso?

– Es cuando lo usamos para destruir en lugar de hacerlo para construir…

MICROBIOLOGÍA

Carlos Asorey Brey

    ¿Cómo es posible que unos seres tan minúsculos, tan insignificantes, puedan contener la esencia de la vida, el soplo que la hace posible?

¿Quiénes somos, realmente? ¿De dónde venimos, a dónde nos dirigimos? ¿Existirá otra vida, después de ésta? ¿Cualquier tipo de vida, aunque sea bajo otra forma, otra esencia, otra realidad muy diferente, que ni siquiera podemos imaginar?

¿Existe Dios, o sólo es producto de nuestra necesidad de trascender?

Ese par de ojos descomunales, que nos observan continuamente, son, en verdad, reales…  o son sólo un mito, para dar sentido a nuestra existencia?

INJUSTICIA POÉTICA

Carlos Asorey Brey

Cuestión de justicia poética para Smith. Tras décadas investigando la cura del “mal de Smith” y haber encontrado el remedio, ahora presentaba los síntomas de la enfermedad, avanzando rápidamente, como siempre. Bastaría con que Smith fuera tratado con el medicamento que él había creado.

La ciencia y la tecnología son íntimas amigas y van de la mano.

Pero a veces se dan la espalda.

Smith estaba realizando su nueva investigación en la Estación Espacial. El medicamento no estaba a bordo.

Ha salido en una nave hacia la Tierra. No llegará a tiempo. La enfermedad es rápida; la nave, lenta.

Celos

Carlos Asorey Brey

 -Celos.

    -Expóngalo de forma sencilla, para que yo pueda entenderlo.

    -Mis experimentos en la creación de clones resultaban incuestionables. Había llegado muy lejos y la culminación sería un hito en la ciencia: por primera vez existiría un clon humano. Como nadie se prestaba voluntario a la prueba, creé un clon de mí mismo. El experimento fue un éxito total. Bueno, casi.

    -¿Qué falló?

    -La psicología. Cuestión de identidad. No sabía si yo era yo o mi clon.

    -¿Sentía celos profesionales de su… hermano?

    -Por desgracia, profesionales no, inspector. Maté a mi clon porque se acostaba con mi esposa.

Por el arte.

Rafael José

Emulando a Miguel Ángel, hacía de cada lienzo una réplica de una realidad más vívida de lo imaginable. Pero, cuando se le pidió a José que replicará un jardín junto al altar mayor de la Catedral barroca de la capital, todos imaginaron ver el Edén en su máxima expresión. Pero fue algo más. Ósmosis en una paradoja inimaginable; el artista había dejado en cada pincelada su corazón y para cuando terminó su obra, yacía inmóvil  a pie de aquel  vergel de violetas cuyos pétalos  púrpura goteaban savia del carmesí más intensó que ojos humanos hayan visto.

Remedio.

Rafael José

Pasaba día y noche  metido en el laboratorio tratando de lograr el fármaco que curaría su mal.  Esa era su última esperanza, ya que: el cardiólogo, el neurólogo y hasta el espiritista que trató de sacarle su tormento, a punta de exorcismos; no pudieron.

Con el áloe completó el compuesto que los conejillos de indias de sus amigos probaron para  que pequeños recuerdos de estos se esfumasen.

Se auto prescribió una dosis plus de las pastillas de amnesia,  y cuando le hicieron efecto, no sólo se olvidó de ella, sino que ya no supo ni quién era él.

 

Unidad.

Rafael José

El arte en persona tomó la arcilla y moldeó la perfección; le gustó y suspiró cuando cobró vida.

-¿Qué es esto que siento? -Preguntó este.

-Se llama felicidad

-¡Pero estoy solo!

Lo sostuvo, y dejando solo un hilo entre las parte lo fraccionó.

-¿Y mi felicidad?

-Será nuevamente tuya cuando halles tu mitad.

 En el taller quedó la clave sobre la arcilla, hay un solo camino; entre el temporal izquierdo y el derecho una sola acción lo define todo.

Aquel buscador todavía anda solo, no encuentra su otra mitad; se olvidó preguntar cómo encontrarla.

Solidaridad.

Rafael José

En el estuario las especies estaban sufriendo de estrés hídrico, en lo que  fue el mejor lugar eutrófico del país. Una evapotranspiración potencial había sido la causa del desastre y en el desierto de los pensamientos la  aridez de ideas no daba una esperanza   a los desahuciados.

Esa tarde,  pasó Ángel, un niño de sexto año que  recordó sus clases de Ciencias; llegó a  casa, consiguió una manguera, regresó al estuario y habló con una cactácea. Después de colocar un filo de la manguera en el corazón del cactus, aplaudió a las gotas de agua que corrían al estuario.

AGUA

Ana María

El agua es un elemento raro en muchos lugares. Raro también que existan los grifos, incluso los más sencillos. No le damos importancia a esos detalles,  minucias para nosotros. Sitios, muchos, sitúan su raquítica ración de agua a kilómetros de niños sedientos y adultos extenuados. Hubo cataratas donde ahora hay arenas. Y arenas donde hoy corren torrentes asesinos. Y eso lo hemos conseguido nosotros con un comportamiento incivil, criminal incluso. Me pregunto si todavía hay tiempo de revertir la situación. Un vaso de agua del grifo. Brilla para mí una luz extinta para otros. Injusticia, recito. Y lloro.

Manantial

Rafael José

Para aquellos viajeros cada gota era nota de lira; su transparente color, la esperanza de vida  y su sabor; ese era la gloria. Habían caminado los tres últimos días bajo el inclemente sol del desierto en búsqueda del camino perdido que los llevase a un nuevo mundo. El atrevimiento de cruzar la frontera por la vía ilegal les estaba pasando cuenta   y, cuando ya eran recuerdo, llegaron al peñasco y la pequeña cascada que flotaba de un manantial les abrió los brazos. Ahí, bebieron hasta saciarse acompañados de los efectos del espejismo, hasta quedar completamente  saciados  por la arena.

Cardiopotencial

Rafael José

Ella y yo realizábamos la cogeneración más completa de la biosfera mientras un mundo de esquizofrénicos preparaba aeroalérgenos para  deshabitar este planeta. Pero no todos; estaban aquellos científicos como Joel, que desde su casa cerca al acuífero contemplaba  un mundo naciente. Cuando lo conocimos lo encontramos debajo de un caducifolio cuando  este dejaba caer sus hojas. La eficiencia energética era el propósito  y Joel el genio que aprovecharía  nuestro potencial.  Se hicieron las pruebas, la energía producida rebasaba los límites, el pequeño inconveniente era que teníamos que dejar caer nuestros corazones, aunque  haya pasado el otoño.

configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: