Animales que se dejan ver con la nieve

“Año de nieves, año de bienes”. Hasta los refranes populares nos recuerdan la importancia de la nieve para la naturaleza y su biodiversidad. Mónica Fernández Aceytuno, bióloga y escritora nos explica los curiosos detalles que traen los primeros copos que hacen más fácil de identificar a ciertos animales en la nieve y anima a tomar conciencia de su protección de cara al nuevo año.

La nieve nos ayuda a apreciar mejor los pequeños detalles que nos recuerdan la gran biodiversidad que habita en los espacios silvestres y que, a pesar del frío, también necesitan de ésta para su supervivencia. Hay multitud de especies que aprovechan las nevadas para campear o desplazarse. Esto hace que sus huellas queden marcadas en el blanco siendo fácil de identificare estos animales en la nieve.

La nieve tiene multitud de beneficios para la naturaleza y la fauna que habita en ella. Ayuda a producir depósitos de agua dulce en la naturaleza y en las montañas que estarán disponibles para los meses de primavera y verano. Además, cuando nieva se alimentan los acuíferos subterráneos, los lagos, ríos y embalses de los que dependen miles de especies.

Animales que se dejan ver con la nieve

A lo largo del vídeo, Aceytuno nos descubre diferentes formas de poder identificar a las especies cuando nieva en sus espacios silvestres. A pesar del frío, el invierno también es un buen momento para disfrutar de nuestra biodiversidad.

Por ejemplo, en esta época del año, y especialmente cuando nieva, son el momento perfecto para ver al gato montés cuando sale a campear tras la noche. El blanco de la nieve hace destacar su pelaje y sus peculiares huellas, en las que no marca las uñas, dejan intuir su rastro.

Los corzos son uno de los animales que se dejan ver en la nieve

Las rutas de senderismo son otro lugar donde se puede ver a animales en la nieve como al herrerillo común. A pesar de ser un pájaro sedentario, se vuelve ubiquista, es decir, capaz de adaptarse a los cambios de entorno con facilidad. Es por ello que acude a estas rutas en busca de las migas de pan que caen de los bocadillos de los senderistas para conseguir algo de alimento.

Las huellas de los corzos también se hacen más notable cuando nieva. Sus huellas son parecidas a la de las ovejas, pero, en la nieva, se vuelven mucho más grandes y por tanto, es más difícil distinguir su presencia.

Un nuevo año para volver a empezar

El verde siempre se ha dicho que es el color esperanza. “Este año queremos que el blanco también sea un color que sirva como una hoja en blanco en la que poder escribir” reflexiona Aceytuno.

Tras un año marcado por una pandemia mundial, la humanidad ha comprendido que como especies somo tan frágiles como el resto de nuestra biodiversidad, a la que también debemos proteger. Este 2020 ha puesto el foco en las enfermedades zoonóticas fruto de las malas prácticas y acciones que el ser humano ha ido realizando en perjuicio de la biodiversidad y el medio ambiente.

Aceytuno anima a ver el 2021 sin temor y “aceptando los retos que suponen el cuidado de la tierra, del agua, del aire, de los hábitats y, en definitiva, de todo lo que nos sostiene aquí”. En un momento en el que parece que hemos comprendido que la naturaleza es mucho más importante de lo que pensábamos.

Todavía hay margen para la conservación y la recuperación de la naturaleza y la biodiversidad . Para este comienzo de nuevo año, la bióloga anima a ser más conscientes de la importancia que supone la protección de la biodiversidad y sus hábitat para el desarrollo sostenible del planeta, e incluso de nuestra propia superviviencia.