Fundación Aquae > Mis veranos intentando cuidar a Gaia

Mis veranos intentando cuidar a Gaia

Mi norte es mi centro y en mi tierra llovía mucho hace mucho.

Hubo quejas en la infancia y botas de agua pero nunca sequía.

Ahora mis largos veranos los hundo en una ría gallega.

Fluía el agua pero ya no.

Me consuela que a mis baños en las plácidas aguas marinas siguen duchas rápidas de quitar el salitre en frío y poco más.

Comemos ensaladas y asados en el jardín. Pocas lavadoras y cordales al aire.

Pero hubo incendios. Y despilfarro.

Y llorar no sirve.

¡Agua bendita ¡ suplico.

Llueve…

 
Ana María Lezcano Fuente