La ballena rorcual

La veremos asomar la cabeza para pescar, pero nunca la aleta caudal que casi siempre deja esta especie de ballena por debajo de la superficie.

Lo que está pasando es que
cada año permanecen
más tiempo
las rorcuales tropicales que aparecen
por las islas Canarias.

Tienen un soplo recto, brumoso
y muy discreto,
como son ellas,
que incluso,
aunque asomen la cabeza para pescar,
no dejan ver por encima del agua la gran aleta caudal.

Se distingue esta rorcual tropical
por tres crestas longitudinales
que le recorren su rostro gris oscuro,
además de esos surcos claros de la garganta
que parecen los de un campo de tierra,
llenos de mar.

Científicamente se llama Balaenoptera brydei,
por un noruego que se enriqueció con las factorías de ballenas,
para luego arruinarse.

Sólo en los océanos
la riqueza puede ser infinita.

Mónica Fernández Aceytuno

 

 


configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: