Marie Tharp realizó los primeros mapas marinos

Marie Tharp, junto a Bruce Heezen, fueron los primeros en realizar mapas marinos y oceánicos, con grandes descubrientos de sus formaciones. Sin embargo, como sucedía otras veces, por ser mujer quedó en un segundo plano, cuando su papel resultó indispensable.

La obra de Marie Tharp puso de manifiesto la existencia de la dorsal mesoatlántica y revolucionó la comprensión científica de la deriva continental. Destaca la publicación del mapa fisiográfico del Atlántico Norte

Vida y carrera de Marie Sharp

Nació en Michigan. En la Universidad de Ohio estudia inglés y música, graduándose en ambas disciplinas para, posteriormente, realizar un máster en geología y otro en matemáticas.

Primero trabaja como geóloga para una compañía petrolera; después, se traslada a Nueva York y se incorpora a la Universidad de Columbia, donde conoció al geólogo marino Bruce Heezen. Con él colaboraría en varios proyectos, como localizar barcos hundidos en la Segunda Guerra Mundial o en la elaboración de mapas del relieve del fondo marino, convirtiéndose de esta manera en cartógrafa oceanográfica.

Junto con Heezen realizaría el primer mapa completo de todos los fondos de los océanos. En 1957 publicaron el primer mapa del Atlántico Norte con una gran aportación: demostraron la existencia de la dorsal medioceánica, cordillera submarina de gran tamaño que atraviesa el océano a través de su centro de norte a sur. Un hallazgo de gran relevancia para la evolución de la teoría geológica y, en especial, para la teoría de la tectónica de placas y la deriva continental.

La teoría de la deriva continental de Marie Tharp

Antes de principios de la década de 1950, los científicos sabían muy poco sobre la estructura del fondo del océano. Aunque estudiar geología en tierra era más fácil y barato, no se podía comprender la estructura de toda la tierra sin conocer la estructura y evolución del fondo marino.

En 1952, Marie Tharp alineó minuciosamente los perfiles sonoros de Atlantis, adquiridos entre 1946 y 1952, y un perfil del buque naval que Stewart adquirió durante 1921. Creó un total de aproximadamente seis perfiles que se extendían de oeste a este a través del Atlántico Norte. A partir de estos perfiles, pudo examinar la batimetría de las secciones norte de la Cordillera del Atlántico Medio.

Tharp identificó una estructura alineada en forma de V que corre continuamente a través del eje de la cresta. Creyó que podría ser un valle de rift. Ella creía que el valle del rift formado por la superficie oceánica se separó. Al principio, Heezen no estaba convencido, ya que la idea habría apoyado la deriva continental, luego una teoría controvertida. En ese momento, muchos científicos, incluido Heezen, creían que la deriva continental era imposible. En cambio, durante un tiempo, favoreció la hipótesis de la expansión de la Tierra, (ahora infame) descartando su explicación como “charla de chicas”.

Epicentros de los terremotos

Heezen pronto contrató a Howard Foster para trazar la ubicación de los epicentros de los terremotos en los océanos. Fue para un proyecto que relacionaba las corrientes de turbidez a gran escala con los terremotos submarinos. La creación de este mapa del epicentro del terremoto demostró ser un conjunto de datos secundario útil para examinar la batimetría de la Cordillera del Atlántico Medio.

Cuando el mapa de Foster de los epicentros de los terremotos se superpuso con el perfil de Tharp de la Cordillera del Atlántico Medio, quedó claro que la ubicación de estos terremotos se alineaba con el valle del rift de Tharp. Después de reunir estos dos conjuntos de datos, Tharp se convenció de que, de hecho, existía un valle del rift dentro de la cresta de la Cordillera del Atlántico Medio. Fue solo después de ver que la ubicación de los epicentros del terremoto se alineó con el valle del rift de Tharp que Heezen aceptó su hipótesis y recurrió a las teorías alternativas de la tectónica de placas y la deriva continental.

Primer mapa fisiográfico del Atlántico Norte

Tharp y Heezen publicaron su primer mapa fisiográfico del Atlántico Norte en 1957. Aún así, el nombre de Tharp no aparece en ninguno de los principales artículos sobre tectónica de placas que él y otros publicaron entre 1959 y 1963. Tharp continuó trabajando con asistentes de estudiantes graduados para mapear aún más la extensión del valle del rift central. Tharp identificó que el valle del rift se extendía junto con la Cordillera del Atlántico Medio hacia el Atlántico Sur. También encontró una estructura de valle similar en el Océano Índico, el Mar Arábigo, el Mar Rojo y el Golfo de Adén. Esto sugiere la presencia de un zona de ruptura oceánica.

Posteriormente, en colaboración con el pintor de paisajes austriaco Heinrich Berann, Tharp y Heezen realizaron su mapa de todo el fondo del océano. Fue publicado en 1977 por National Geographic con el título de The World Ocean Floor. Más tarde fue reconocida y atribuida por su trabajo en la Cordillera del Atlántico Medio. No obstante fue Heezen, quien en ese momento en 1956, publicó y recibió crédito por el descubrimiento que se hizo.